Construyendo un mercado de mil millones de galones de etanol en México.

El aumento de las exportaciones de etanol de Estados Unidos requiere la construcción de nuevos mercados en primer lugar con los socios de la industria y los reguladores gubernamentales.

Este trabajo de desarrollo del mercado, llevado a cabo por el Consejo de Cereales de los Estados Unidos (USGC, por sus siglas en inglés) y socios como Growth Energy, la Asociación de Combustibles Renovables y el Servicio Agrícola Exterior del USDA, requiere tiempo y persistencia para lograr enormes beneficios potenciales.

Un ejemplo de esto es un reciente cambio regulatorio en México, que ahora representa un potencial mercado de etanol de 720 millones de galones, el equivalente a 6.41 millones de toneladas métricas de maíz (252.6 millones de bushels).

El 15 de junio, la Comisión Reguladora de Energía de México, conocida como CRE, anunció un aumento de la cantidad máxima de etanol que se puede mezclar en el suministro de gasolina mexicana de 5.8 por ciento a 10 por ciento, excepto en las ciudades de Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México .

El anuncio modifica la Norma Oficial Mexicana NOM 016-CRE-2016 respecto a las especificaciones de calidad de los combustibles mediante el aumento del contenido volumétrico máximo de etanol anhidro como oxigenante en gasolina regular y premium en México.

“Este cambio de regulación en México es un gran triunfo para la construcción de la demanda y prepara el mercado para las ventas de etanol de Estados Unidos”, dijo Chip Councell, presidente de USGC y granjero de granos de Maryland. “Sin embargo, este esfuerzo no automáticamente o inmediatamente conducirá a las ventas. Este triunfo es un paso en el camino y será seguido por el continuo e intenso trabajo de desarrollo del mercado por parte del Consejo “.

El Consejo ha centrado estratégicamente su promoción del etanol como el componente de combustible preferido para una gasolina mexicana más ecológica que ayuda a reducir la contaminación por gases de efecto invernadero. Esos esfuerzos comenzaron a ver resultados reales en 2016 cuando el gobierno mexicano comenzó a privatizar el mercado de petróleo para las importaciones de gasolina y diesel.

El Consejo estableció un equipo de científicos reconocidos que hicieron múltiples viajes a México para reunirse con los tomadores de decisiones y educarlos sobre los beneficios ambientales de la mezcla de etanol. Junto con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y socios nacionales, el Consejo ayudó con dos misiones a México para encontrar los hechos de cómo y dónde se necesitaba información y para llevar a cabo un taller técnico sobre los beneficios del uso del etanol.

La primera regulación de combustible en México para permitir la mezcla de etanol entró en vigor el 29 de agosto de 2016, permitiendo un 5,8 por ciento de mezcla en volumen fuera de las mismas tres grandes ciudades. El Consejo ocupa un puesto en el comité técnico de trabajo formado tras la aprobación de este reglamento, encargado de su aplicación y posibles revisiones.

El anuncio de la semana pasada es otro resultado positivo de este trabajo de desarrollo del mercado, pero el cambio regulatorio no es el último paso necesario antes de que el etanol estadounidense fluya libremente hacia México. Por ejemplo, en la actualidad no existe la infraestructura necesaria para satisfacer el volumen de la demanda que podría existir, lo que crea un nuevo ámbito de trabajo para el Consejo, sus asociados y la industria local.

Además, la ampliación de este nuevo reglamento para incluir a las tres ciudades más grandes representa aún más potencial sin explotar en el mercado. El potencial de etanol para E10 para estos tres mercados se proyecta en 480 millones de galones adicionales, el equivalente a 4.28 millones de toneladas (168.42 millones de bushels).

Combinado con el resto del país, México podría representar un mercado de mil doscientos millones de galones de etanol, el equivalente a 10.69 millones de toneladas de maíz (421.05 millones de bushels). Debido a este enorme potencial, el Consejo continuará sus esfuerzos vigilantes en México para ayudar a construir y capturar la nueva demanda de etanol.

Libre traducción de Zafranet con información de USGC. Miércoles 28 de junio de 2017.