Hoy, la producción de biocombustibles en México es inviable: especialistas

planta_etanol

La deficiente producción de cultivos y la necesidad de atender la demanda de alimento hacen inviable actualmente la producción de biocombustibles en México, consideraron especialistas.

Silverio García, profesor e investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, dijo que en México se han dado algunos pasos en el uso de biocombustibles con sorgo y jatropha.

En el caso del maíz, que en Estados Unidos es utilizado para generar biocombustible, García expresó que en México ese grano no es una opción.

“Dado que tenemos al maíz diseñado, sobre todo para alimentación, además de que la producción de alimentos secundarios y la industria lo requieren mucho, creo que no es la opción; pero tenemos el sorgo, la jatropha y nuevos recursos genéticos que podríamos usar racionalmente”, añadió.

“No necesitamos replicar lo que sucede en otras partes del mundo, sino que debemos adecuar nuestra realidad, determinar qué recursos tenemos y cómo los podemos utilizar a nuestro favor”, expresó.

A manera de ejemplo, dijo que el rastrojo se podría utilizar, ya que se calcula que más del 65 por ciento de la biomasa que se produce es rastrojo y eso en México no se reutiliza.

Cuestionado sobre si la creación de organismos genéticamente modificados (ogm) ayudaría a generar más biocombustible, refirió que la biotecnología da una amplia gama de soluciones.

Eduardo Pérez Pico, director de Asuntos Regulatorios en Monsanto, dijo que el tema de usar cultivos para bioenergía ha sido un largo debate, sobre todo por la cuestión de la alimentación.

“En México ésa es una discusión que ha habido desde el ámbito político, legislativo y desde la perspectiva de los agricultores. Se puede hacer, sin embargo, no creo que sea en el mejor interés del país usar maíz para biocombustible, pues somos importadores netos, no tenemos autosuficiencia.

“Desafortunadamente en México importamos el 90 por ciento de la soya que consumimos; la canola igual; en oleaginosas en general, importamos casi todo lo que consumimos, producimos muy poco; de maíz importamos el 25 por ciento del consumo nacional”, dijo.

Destacó que todos los granos que tienen capacidad de producir aceite en su metabolismo se pueden convertir en biocombustible, aunque algunos servirán mejor o serán más eficientes que otros.

Asimismo, añadió Pérez Pico, los azúcares, como caña de azúcar, betabel o remolacha, son utilizables ya que el carbohidrato se puede convertir en alcohol, y el alcohol es un biocombustible.

“En México, en mi opinión, no es el momento (de usar cultivos para biocombustible); se puede hacer, pero en una escala muy limitada”, dijo.

De Crónica. Viernes 9 de junio de 2017.