Nestlé quiere sustituir maíz estadounidense por mexicano

maiz6

Ante la posible renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Nestlé alista un plan para reducir las importaciones de cereales estadounidenses, a través del apoyo a agricultores que les permita comprar hacia 2019 en México entre 60 y 80 por ciento del grano.

En entrevista con Notimex, el vicepresidente de Cereales de la empresa, Felipe Santana, señaló que en la actualidad solo entre 5.0 y 8.0 por ciento del grano es nacional y el resto proviene de Estados Unidos, para abastecer su plata en Lagos de Moreno, Jalisco, cuya capacidad es de 50 mil toneladas anuales.

“Estimaría que para tener un movimiento grande en esta compra a nivel nacional podríamos empezar a ver algo a finales del año entrante, quizás alrededor de 30 a 40 por ciento, tratando de duplicar eso para 2019”, afirmó. Y es la en la actualidad Nestlé es el segundo jugador del mercado de cereales en México, con alrededor del 20 por ciento de participación de un negocio con un valor de aproximadamente un billón de dólares y donde los últimos años ha venido a la alza.

Felipe Santana consideró que la renegociación del TLCAN, más allá de un potencial impacto a corto plazo, abre muchas oportunidades para lograr una diversificación esperada por décadas, al abrir opciones a la empresa e industria de mejorar esta parte de dependencia de la economía estadounidense.

El directivo de la multinacional detalló que la compañía está interesada en trabajar con productores en la zona del Bajío, donde hay un gran potencial, no obstante la producción en este momento es bastante baja por temas de eficiencia, pero tiene el potencial para reemplazar el 100 por ciento del maíz que compran.

“Esto nos llevará algún tiempo, pero estamos caminando hacia ella, buscamos apoyarlos con técnica, con expertos y con cierta inversión a través de organismos que existe que están trabajando con algunos gobiernos de estados del Bajío”, detalló. En la actualidad, la compañía cuenta con una planta que está ubicada en Lagos de Moreno, Jalisco, donde se produce el 95 por ciento de los cereales que vende en el país y con una capacidad 50 mil toneladas de producción anuales.

Esta planta destina el 85 por ciento al mercado nacional y el 15 por ciento restante a Centroamérica y el Caribe, donde tienen planes de expansión que se darán en el momento adecuado, además de algunas opciones de cambiar las fuentes de envío del producto a otras regiones.

No obstante, los planes de Nestlé van más allá de la sustitución de granos, sino que el tema de producir cereales que atiendan las nuevas tendencias de consumo juegan un papel fundamental. Santana explicó que los principales cambios hechos a través del tiempo son la reducción de azúcar paulatina, lo cual ya es un desafío porque se debe de mantener el sabor; la de sodio y la inclusión del cereal integral como principal ingrediente.

“Hemos avanzado también en el portafolio que representa el 90 por ciento de nuestras ventas, removiendo, eliminando saborizantes y colorantes artificiales, principalmente a través de la cocoa y a través de la miel como endulzantes naturales”.

Resaltó que la investigación para esto representa una parte importante del presupuesto de Nestlé, lo cual, consideró, al futuro será reconocido y recompensado por la preferencia de los consumidores.

“Va más allá del impacto promocional o un intento de mejorar esa participación de mercado, creemos que eso va venir en el tiempo, creemos que esto va a reforzar nuestras credenciales como una parte del portafolio total de cereales, favoreciendo la salud”, agregó.

De 20 Minutos. Jueves 13 de julio de 2017.

Deja un comentario