Estaciones de servicio, listas para etanol: AMPES

Las más de 12 mil gasolineras del país están preparadas para recibir y suministrar gasolina con 10% de contenido de etanol, aseguró Isaías Romero Escalona, presidente de la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicios (AMPES).

Agregó que se requieren en promedio inversiones por 19 mil pesos por gasolinera para cambiar algunos aditamentos, pero en general la infraestructura de estaciones de servicio del país puede responder a las modificaciones que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) introdujo para que se pueda mezclar hasta 10% de etanol con la gasolina que se comercializará en todo el país, con excepción de Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Romero Escalona comentó que el sistema de comercialización, que involucra a todas las estaciones de servicio, ya sean franquicia Pemex o empresas privadas, debe cubrir varios procedimientos una vez que este combustible empiece a ser distribuido.

“Tenemos una serie de protocolos que se deben de llevar a cabo, como sustituir los filtros que actualmente se usan para la gasolina con metil-terbutil-éter (MTBE), que ahora se emplea como oxigenante en las gasolinas que se venden en México, como filtros compatibles con etanol de 10 micras”, dijo.

Otro aspecto es utilizar pastas compatibles con el alcohol. Actualmente se utilizan pastas para sellar la conexión de pistolas y tuberías con los accesorios que se tienen y que también soportan gasolina con MTBE.

En este caso, detalló, “lo único que tendríamos que hacer es quitar y limpiar las cuerdas, recubrirlos con este tipo de pastas, que en el mercado se venden en latas para poder activar ocho dispensarios y que cuestan cuatro dólares”.

Los filtros, dijo, se cambian una vez al mes y son parte del mismo costo que tiene el programa de mantenimiento de las estaciones de servicio tradicional.

Romero Escalona consideró que una inversión de 19 mil pesos para la primera etapa de introducción de gasolina E10 (con 10% de contenido de etanol) sería suficiente para que una estación de servicio pueda reconvertirse.

La Agencia de Seguridad de Energía y Ambiente (ASEA) ya está llevando a cabo los protocolos a través de su filial de verificación y terceros especializados, los cuales tendrían que estar reportando este tipo de operaciones cuando una estación recibe etanol.

Para eso hay otros protocolos que se deben seguir y, junto con el propietario de la estación de servicio, se tendrían que llevar a cabo, como comprobar los fondos de agua y eliminar cualquier presencia de agua antes de la primera entrega al tanque de almacenamiento.

El etanol por sí solo no tiene ningún problema, detalló, pero cuando existe la presencia de agua se genera un problema por las bacterias que se llegan a formar y que son las que producen la oxidación de las partes metálicas que tiene la estación de servicio.

De ElUniversal. Martes 17 de octubre de 2017.