Los precios de los alimentos bajan en diciembre, pero suben en el conjunto de 2017.

El índice de precios del azúcar de la FAO también disminuyó, marcando un descenso del 4.1 por ciento desde noviembre debido a factores estacionales y las expectativas de un importante superávit en el próximo año. Los precios del azúcar fueron un 11,2 por ciento más bajos en 2017, en promedio, que en 2016, debido principalmente a una abundante cosecha en Brasil, el principal productor mundial.