Nuevo paro de labores en ingenio San Rafael de Pucté

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación Local de Productores de Caña de la CNPR, dijo la afectación es para más de 30 mil personas que dependen de la industria azucarera de manera directa e indirecta.

“Si hace unos semanas hablábamos de un rezago de 70 mil toneladas en la molienda de caña, ahora no es mucho si digo que son 100 mil toneladas de retraso que tenemos”, dijo.

Indicó que a pesar de que el precio del azúcar se mantiene estable, los productores están teniendo pérdidas en sus cultivos, debido la caña quemada y cortada por tres días, provoca que esta se deshidrate y pierda el 40% de sacarosa afectando el Karbe final (Kilogramos de Azúcar Recuperables Base Estándar).

En dos días, dijo, el 11 de febrero, se cumplirán los primeros dos meses de la zafra 2017- 2018, y la fábrica ha tenido que frenar la molienda en 10 ocasiones por problemas, supuestamente en diferentes implementos.

“Es grave ya el retraso de más de cien mil toneladas, si caen las lluvias en Mayo, definitivamente se quedara mucha caña a los productores que no verán ingresos este año, sino perdidas, por lo que ya se está haciendo presión a los industriales para poder dejar sus máquinas al cien”, señaló Gutiérrez Reyes,

La situación para los que dependen de manera indirecta es peor, ya que la población reduce sus compras al máximo, gastando únicamente en alimentos, lo que provoca afectación grave a los negocios de la zona según comentó el Presidente de la Delegación en la Ribera del Río Hondo de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Demetrio Carranza González.

De Novedades de Quintana Roo. Lunes 12 de febrero de 2018.