Aumento en precio de azúcar causa paros técnicos

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

11-oct-2011. El constante aumento en el precio del azúcar afecta la operatividad de empresas del sector alimentos y bebidas, al grado de ocasionar cierre y paros técnicos

• Otro golpe para el sector es la restricción de alimentos “chatarra” en las tiendas y cooperativas de las instituciones escolares

El constante aumento en el precio del azúcar afecta la operatividad de empresas del sector alimentos y bebidas, al grado de ocasionar cierre y paros técnicos.

A nivel local (Puebla), son entre cinco y seis empresas dedicadas a la transformación del endulzante como materia prima las que detuvieron su producción al enfrentar el alto nivel de precios, mientras que a nivel nacional son cerca de 15 las que están fuera de competencia, así lo informó el presidente del Sector Alimentos, Bebidas y Agroindustrias de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Carlos Salcedo Alatriste.

Explicó que el acaparamiento del producto ha disparado su precio al comprarlo por bulto al pasar de 520 a más de 750 pesos en los últimos meses del año, además la cotización en el tipo de cambio peso-dólar es un elemento más en el encarecimiento.

Incluso la grenetina utilizada como materia prima para la elaboración de gomas comestibles, gelatinas, confitería, medicamentos y cosméticos disparó su costo en un 75% al pasar de los 75 pesos a los 130 pesos por kilogramo.

“Empresas confiteras han tenido que reflejar este incremento que no tiene razón de ser, los paganos son las industrias y consumidores”, señaló.

Otro golpe para el sector es la restricción de alimentos “chatarra” en las tiendas y cooperativas de las instituciones escolares, que dispuso la Secretaría de Educación Pública, medida que consideró “inviable y excesiva” porque no se establece un criterio en cuanto al contenido energético de productos como el caso de sándwiches o enfrijoladas “que aportan lo mismo que un Yakult o gelatina”.

Dijo que instituciones de carácter público como el Sistema DIF estatal y del municipio han recortado la compra de productos procesados por lo que instó a un diálogo y definir lineamientos para una dieta balanceada.

“Piden ayuda a la iniciativa privada para dignificar los desayunadores pero no consumen muchos productos que pueden ser buenos para ellos y se escudan en la normatividad y los lineamientos federales”, acusó.

Verónica López. Milenio. Martes 11 de octubre de 2011.