Peligra caña por invasión de plagas en Quintana Roo

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

plaga-rata-2Pérdidas cercanas a los 294 millones de pesos calculan tener este año los cañeros del sur del estado si no logran combatir las plagas de la mosca pinta y rata, que afectan 14 mil hectáreas de caña

· No se les ha permitido fumigar con avionetas, ya que el Ejército y la Marina mantienen restringidos los permisos para volar

Ignacio López Mora, dirigente de los cañeros de la Confederación Nacional Campesina (CNC), señaló que la mosca pinta ya se controló, pero existe el riesgo que se active si no se combate en su totalidad. “Estamos preocupados porque los cañaverales están crecidos y ya es casi imposible ingresar, y si no se combate de raíz la plaga podemos tener serios problemas”, indicó y agregó que “urge la fumigación aérea, ya que en agosto, y debido al intenso calor, la plaga se dispara y puede ser muy peligrosa para la producción, lo que provocaría un colapso”.

El Ejército mexicano mantiene bajo vigilancia toda la zona cañera debido a la presencia del crimen organizado, y ha restringido los permisos para sobrevolar el cinturón cañero que comprende las poblaciones de Carlos A. Madrazo y el ingenio de La Unión, unos 200 kilómetros que engloban 14 mil hectáreas de cultivo. El dirigente campesino dijo al respecto que el problema de los permisos se debe a que el Ejército descubrió varias pistas clandestinas, y algunas de ellas fueron utilizadas por la delincuencia organizada para realizar sus operaciones en el sur del estado.

“Hasta hoy solamente nos han autorizado una pista, pero se requiere que por lo menos sean cuatro, ya que de otra manera el costo de operación para combatir esta plaga se dispararía mucho”, apuntó López Mora. “El argumento de las autoridades es que algunas de estas pistas son demasiadas chicas y otras son clandestinas, así que estamos uniendo esfuerzos para regularizarlas, para que nos puedan otorgar los respectivos permisos”, dijo.

Más de tres mil cañeros de dos organizaciones, CNC y CNP, son los que se ven afectados por las dos plagas y de no ponerle punto final, las pérdidas podrían ser millonarias. “Las plagas (mosca pinta y rata) han afectado aproximadamente el 5% de la producción que equivale a 30 toneladas por hectárea, y si en el mercado cada tonelada está a un precio de 700 pesos, imagina el problema con 14 mil hectáreas, millonaria perdida”, expuso.

Mientras que para la mosca la fumigación es la forma de combatirla, para la rata la solución es biológica. La primera ya ha afectado unas 20 toneladas por hectárea, y la segunda, 10 toneladas por hectárea.

Los cañeros afirman que de no combatir ambas plagas sería una catástrofe para los productores, tal y como ocurrió en el 2000, cuando se perdió el 50% de la producción.

“Hemos utilizado diversos químicos para combatir la plaga de la rata, pero tal parece que ya ni se inmutan, sin embargo nos hemos inclinado a la técnica biológica que consiste en trampas y un criadero de aves de rapiña”, expuso.

“Es muy sencillo y esta técnica ha dado grandes resultados en Sudamérica y Centroamérica, países como Guatemala y Brasil han logrado erradicarla y les ha funcionado de mil maravillas”, apuntó.

La fumigación terrestre se dificulta debido a que la caña está creciendo y a las altas temperaturas que llegan a elevarse hasta los 38 grados centígrados.

A pesar de las múltiples acciones que están ejerciendo los cañeros, están nerviosos y asustados ya que en agosto las temperaturas suben aún más y la mosca pinta se reproduce rápidamente. “Todos nuestros esfuerzos han mantenido un control, pero no es suficiente, se necesitan fumigaciones masivas para que podamos estar tranquilos y salvar la producción”, indicó.

“Además, estamos realizando una serie de medidas que ayudarán a los productores a mantener sus cosechas lo más limpias posibles y alejados de estas plagas, pero habrá que esperar”, aseveró.

Fernando Hernández Bonilla, el comisionado de plagas de la comunidad de Sacxán, señaló que las autoridades tienen mucha culpa ya que no los apoyan. “Ante esta situación de plagas estamos indefensos, los costos son muchos y de una buena producción la mayoría de veces tenemos que pagar el 25% y no es redituable”, comentó.

“Ojalá que con estas medidas que se implementarán tengamos una pronta solución y logremos que la producción nos deje ganancias y no pérdidas como cada año”, concluyó.

Raúl Caballero. SIPSE. Jueves 2 de agosto de 2012.