• 17 enero, 2021 12:24 PM
¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

refresco ninoYa tiene más de un año que autoridades de salud en nuestro país decidieron imponer restricciones a la comida chatarra, grupo en el cual incluyeron a los refrescos debido a la cantidad de azúcar presente en cada uno de ellos, alegando que este tipo de bebidas provoca diabetes temprana en los niños

Así, lograron que los empaques de algunos productos como papas, pastelitos y refrescos redujeran la cantidad tanto de producto como de contenido calorífico poniendo a la venta las porciones recomendadas para niños.

Apenas la semana pasada la Alianza por la Salud Alimentaria en conjunto con asociaciones civiles, lanzaron una campaña con la que esperan reducir el consumo de bebidas azucaradas y refrescos en el Distrito Federal. Buscan mostrar a la población, al igual que han hecho con las cajetillas de cigarros, las consecuencias físicas que conlleva consumir estas bebidas.

Por su parte, la Canacintra sale en “defensa” del sector refresquero y asegura que no hay cifras oficiales que demuestren que estas bebidas son las causantes específicas del aumento de diabetes en nuestro país.

Si bien la campaña no es mala idea, ya que puede informar a la población acerca de las posibles consecuencias, no es la solución al problema. Lo importante aquí sería enseñar a la población a alimentarse adecuadamente.

Un ejemplo claro sobre estas campañas que informan mucho pero no contrarrestan el consumo es justamente la dirigida al tabaco: se pidió que las advertencias de las consecuencias fueran más visibles y que se retirara todo anuncio televisivo. El resultado es el mismo y son cada vez más las personas que se inician en el tabaco.

Sin afán de apoyar postura alguna, hay que tener conciencia de que las enfermedades muchas veces son congénitas y su desarrollo depende de la alimentación y el cuidado de cada uno de los individuos. El azúcar aporta los energizantes necesarios para que nuestro cuerpo, en conjunto con otros nutrientes, pueda realizar las actividades diarias.

Una investigación previa acerca de los beneficios y los posibles inconvenientes del consumo de azúcar es adecuada antes de satanizarla y condenarla, junto con miles de personas que trabajan para el sector azucarero, a ser los verdugos de la salud entre la población con malas costumbres alimenticias.

Redacción. Zafranet.com. Lunes 26 de noviembre de 2012.