Productores de México y Estados Unidos deberán llegar a un acuerdo que garantice el libre mercado.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

azucar_dumpingUno de los más importantes centros de investigación sobre políticas públicas en Estados Unidos, The Cato Institute, opina que no está claro si los intereses de los productores de azúcar de Norteamérica lograrán “encadenar” de nuevo las exportaciones de azúcar mexicanas.

The Cato Institute es un think tank dedicado a los principios de libertad individual, gobierno limitado, libre mercado y a la paz. Sus investigadores son independientes, no partidistas, y opinan sobre una amplia gama de cuestiones de economía y política.

Según el Instituto, tanto el “Departamento de Comercio como la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (ITC) juegan un papel importante en este proceso”. Comercio debe determinar el alcance del margen de dumping (ventas a “menos del valor justo”, debido a las prácticas de fijación de precios de las empresas individuales) y cualquier tipo de derecho compensatorio (beneficio recibido por los exportadores mexicanos de los subsidios otorgados por el gobierno). Los márgenes de dumping calculados para la fase preliminar de la investigación están en un rango de 30-64 por ciento, aunque son susceptibles de ser ajustados en base a información obtenida en la fase final de la investigación. Dado el grado de participación del gobierno en el negocio azucarero de México, la aplicación de un margen de derechos compensatorios en un a un cierto nivel parece probable.

Por su parte, El trabajo del ITC es determinar si la industria azucarera norteamericana ha sido “herida” por el azúcar importado desde México. En su determinación preliminar, la comisión votó unánimemente por la afirmativa, lo que significa que la investigación seguirá adelante hasta su fase final.

Cato Institute propone que hay tres grandes temas que de acuerdo a la Ley deberá desahogar la comisión investigadora, 1. Volumen. ¿Fue el volumen absoluto de las importaciones de azúcar de México, o el aumento del volumen, importante? 2. Precio. ¿Se han producido efectos significativos en los precios – la subvaloración de precios en Estados Unidos por el azúcar importado, o por su reducción, o la supresión en el mercado de Norteamérica? 3. Efecto. La industria azucarera Estados Unidos ha experimentado efectos negativos, como la disminución de la producción, las ventas, la cuota de mercado, la rentabilidad, el empleo, etc?

El 28 de marzo de 2014, la industria del azúcar de Estados Unidos presentó peticiones para la aplicación de Leyes antidumping y derechos compensatorios (AD / CVD) en contra de las importaciones de azúcar procedente de México. Desde el momento en que las disposiciones de azúcar del TLCAN se realizaron plenamente en 2008, México ha sido el único país en el mundo con acceso sin restricciones al mercado azucarero norteamericano.

De acuerdo a la postura de Cato, la versión pública (no confidencial) del dictamen de la ITC (Investigación Nos. 701-TA-513 y 731-TA-1249 se puede acceder de forma gratuita en el sitio web del ITC) deja en claro que los comisionados encontraron evidencia de volumen y efectos en los precios, así como un cierto impacto en la industria nacional. Sin embargo, un resultado similar en la investigación final está lejos de ser considerado de antemano. Una de las razones es que la norma legal es diferente en la final. En lugar de encontrar sólo una “indicación razonable” de daño importante, la comisión en realidad tiene que determinar que la rama de producción nacional ha sufrido un daño importante, o que corre el riesgo de sufrir lesiones.

Otra diferencia es que el “período de investigación” de tres años cambiará. En lugar de partir del 1 de octubre de 2010 el período de investigación en la final comenzará un año después. En otras palabras, las tendencias del mercado es probable que sean diferentes. Una tendencia a la baja de tres años de los precios mundiales del azúcar parece haber tocado fondo en diciembre de 2013, con los precios más altos desde entonces. Los precios del azúcar de los Estados Unidos también se han recuperado. Así, en su determinación final, el ITC va a trabajar con un registro actualizado y un estándar legal más riguroso.

Otra cuestión importante es la cuestión de la “relación de causalidad.” Fue una lesión experimentada por la industria azucarera norteamericana efectivamente causada por las importaciones de azúcar procedente de México? El registro muestra que la cuota de mercado de los productores estadounidenses aumentó 4.2 puntos porcentuales durante el período objeto de investigación. ¿Estaban los productores estadounidenses lesionados por un menor incremento de 2.4 puntos porcentuales en la proporción de las importaciones de México, sobre todo cuando los grandes perdedores parecen haber sido los productores de otros países, que perdieron 6.6 puntos porcentuales?

También hay dudas en cuanto a si los efectos de los precios fueron causados ​​por las importaciones procedentes de México. El registro preliminar demuestra la subvaloración de azúcar en Estados Unidos por las importaciones mexicanas en el 65.8 por ciento de las transacciones medidas. Sin embargo, hacer esas comparaciones de precios, sin duda, fue difícil porque la mayoría de las importaciones procedentes de México son de un grado llamado “estándar” (“standard”, en Inglés), que tiene una pureza intermedia que no se produce en los Estados Unidos. Comparando los precios de los productos que no son idénticos puede ser complicado. Partes están impugnando activamente esta cuestión. ¿Cómo se resuelve podría tener una gran influencia en el caso?

Una incertidumbre final es la posibilidad de que las industrias azucareras en ambos lados del Río Grande podrían entrar en un “acuerdo de suspensión”, que suspenderá la investigación AD / CVD. En este escenario, los productores mexicanos y estadounidenses consentirían en alguna forma de comercio administrado en el azúcar, acordando las restricciones al volumen del comercio o el precio al que las importaciones podrían ser vendidas. Tendría que ser bendecido por el USDA, que tiende a escuchar con atención a las preferencias de las industrias de Estados Unidos. Hay una serie de precedentes de esta disposición, incluyendo una regulación envíos de tomates mexicanos a los Estados Unidos.

¿Qué decir de un acuerdo de suspensión? Comercio administrado siempre limitará las ganancias que se pueden obtener por los mercados abiertos y competitivos, lo que provoca pérdidas de eficiencia, afecta a los consumidores y la economía en general. Sin embargo, un acuerdo que limite algunas importaciones de México es claramente preferible a grandes gravámenes AD / CVD que no permiten ninguna.

En conclusión, Cato Insitute opina que “los que apoyan el crecimiento económico y las oportunidades deben esperar que no se llegue a acuerdo de suspensión, y que el ITC termine con la amenaza de los derechos de AD / CVD al concluir que el azúcar mexicano no ha perjudicado a la industria azucarera en estados Unidos. La lesión real en este mercado, se debe a la barrera entre los productores y los consumidores creadas por el programa azucarero del Gobierno.

 

Redacción Zafranet.com con información de Cato Institute. Jueves 26 de junio de 2014.