Agroindustria azucarera, abandonada por Gobierno: ATAM

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

maquinariaLa agroindustria azucarera requiere más apoyo de Poder Legislativo para despejar la incertidumbre y sentar las bases del desarrollo, competitividad y diversificación que se requiere en los ingenios del país.

Hoy en día, se carece de un plan rector, los apoyos son mínimos y en consecuencia no se genera un beneficio en términos generales, expresó Israel Antonio Gómez Juárez, presidente de la ATAM.

“De cara a la renovación de la Cámara de Diputados federales, los Técnicos Azucareros de México demandan crear un programa a largo plazo para el desarrollo y la sustentabilidad de la industria, en la parte energética consolidar la participación de los ingenios que no se dio mucho, es a medias, se necesita mayor claridad para que le dé más oportunidades al sector; por otro lado se requiere investigación y capacitación para todas las personas que trabajamos en la principal agroindustria del país”.

El respaldo del Gobierno y del Poder Legislativo, dijo, sí hace falta. Y es que quienes están adentro, también deben de hacer mucho por ser más competitivos, ser más ingeniosos de lo que son, sobre todo hacer todo por estar unidos como sector porque existen las  divisiones; consideró que tienen que entender todos los actores de esta agroindustria que deben trabajar de la mano para encontrar soluciones que los beneficien.

Reconoció que en esta agroindustria existe un fuerte divisionismo que merma la economía al no defender al azúcar nacional ante el desplazamiento de la fructosa en la industria mexicana.

“Sí, definitivamente los industriales productores de caña y las personas que colaboramos con los ingenios tenemos que estar unidos, promover que nuestro producto es algo bueno no es dañino para la salud como lo consideran, claro todo en exceso es malo; el azúcar tiene 500 años que se consume en México y no ha pasado nada, sin embargo, hace 20 años empezó a consumir fructosa y se disparó obesidad en el país. Debemos estar unidos y hacer una campaña a favor de nuestro producto”, enfatizó.

Sobre la desincorporación de los ingenios, Gómez Juárez apuntó que la venta tenía que hacerse porque así se plasmó cuando se hizo el decreto expropiatorio, cuando el presidente Fox lo hizo. Realmente se han tardado mucho para dar ese paso, quizá las condiciones no estaban dadas, la parte legal.

Consideró que dicho proceso será bueno siempre y cuando el gobierno le asigne esos ingenios a grupos empresariales que realmente sean empresarios, que como cualquier invierta, arriesgue y busque la manera de desarrollar ese negocio y que sea negocio para todos realmente.

Esperamos, dijo, que los administren adecuadamente para que se incorpore a toda la agroindustria en su conjunto y se abone para el desarrollo de otras alternativas de uso de la caña.

“Queremos sean empresarios que estén comprometidos con la diversificación de la agroindustria, comprometidos con el desarrollo de productores de caña y que lógicamente den condiciones amigables en la parte laboral para que no haya ningún conflicto”, expresó.

 

Redacción. E-Consulta. Jueves 30 de abril de 2015.