Análisis de futuros del azúcar al 12 de julio de 2016

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

Luego de que ayer el precio del azúcar crudo, para entrega en octubre, escalara en Nueva York 0.71 centavos de dólar -más del tres por ciento- favorecido por compras técnicas, hoy martes al cierre de la jornada esta materia prima cayó 2.76% hasta los 19.72 centavos de dólar por libra.

Aunque al inicio de semana se percibía una recuperación de las pérdidas sufridas en la semana anterior existe una percepción de que los precios se pueden estabilizar, porque ya empezó a llover con más regularidad en Brasil y la India (los principales productores de azúcar del mundo).

sugar11

Con una zafra en Brasil que va a empezar a salir con mayor fluidez y mejores salidas desde los puertos, puede bajar la presión de temores climatológicos.

Mientras que ayer en el mercado de Londres el azúcar refino o blanco se negoció al término de las operaciones en 557.80 dólares la tonelada métrica (TM), para un alza de 15.10 dólares (+2.9%), hoy este contrato cayó 2.62% o 14.60 dólares hasta los 543.20 dólares por tonelada.

Para el consenso del mercado, es la fuerte depreciación del real brasilero la que ha afectado a los precios del azúcar debido a que los inventarios de las materias primas están denominados en dólares, lo que mejora los márgenes de beneficios de los ingenios y cañeros. Cuando el real comenzó a apreciarse, también lo comenzaron a hacer las materias primas considerablemente.  En lo que va del año, el azúcar acumula una tasa de retorno del 35%.

Los cambios en los patrones climáticos

Si bien El Niño de 2015 fue uno de los más extremos de acuerdo a algunas variables, es probable que buena parte de su impacto ya se haya dado. La Administración Oceánica y Atmosférica Nacional pronostica que el fenómeno meteorológico opuesto, La Niña, surgirá en el otoño del hemisferio norte con una probabilidad del 75%.

La Niña consiste en un enfriamiento del océano Pacífico (de manera similar a El Niño con el calentamiento del océano), que cambia los patrones de los vientos y los patrones climáticos normales. En términos generales, es probable que las áreas que estaban excesivamente cálidas y secas en El Niño, pasen a estar frías y húmedas con La Niña.

Es probable que las temperaturas más frías del hemisferio sur reduzcan el daño por el calor que se han visto en la cosecha pasada. El azúcar tal vez sea una excepción, ya que las condiciones más frías y húmedas podrían reducir el contenido en sacarosa de la caña brasileña.

El déficit se atenúa en el mercado del azúcar

Después de cinco años consecutivos de excedente de azúcar, la temporada 2015/16 fue la primera deficitaria. En la India y Tailandia, el monzón fallido generó la mayor reducción de la producción (ambos componen cerca del 25% de la oferta mundial). La producción en Brasil (20% de la oferta mundial) también se redujo, pero no debido a una disminución del crecimiento de la caña, sino porque más caña se utiliza para la producción de etanol.

La cosecha 2016/17 de caña en Brasil, completada en casi un cuarto, progresa un 15% más rápido que la del año pasado. Con los precios relativamente bajos de la gasolina, no se espera un gran desvío a etanol este año. La producción de azúcar en Brasil se está ejecutando un 25% por encima de donde estaba el año pasado y se espera un aumento del  7% en la producción de azúcar brasileño en 2016/17.

El riesgo de que el real se deprecie

Aunque es difícil de predecir la trayectoria de una divisa que ha sido tan volátil en los últimos años, se cree que las buenas noticias respecto a un mínimo de estabilidad política en Brasil ya han sido descontadas en buena parte (después de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff). Las condiciones económicas siguen siendo difíciles para el país y por tanto, su potencial de apreciación significativa es acotado. Se espera que para el resto del año, la valorización del real ya no será un catalizador para los aumentos de precios en el azúcar. Es por ello que a partir de aquí, la cotización de esta materia prima esté ligada a sus propios fundamentos. El aumento de la producción, por lo tanto, debe presionar a la baja a estos precios.

Redacción. Zafranet Comunicaciones con información de los mercados. Martes 12 de julio de 2016.