La SCJN revisa amparo contra etiquetado de alimentos y bebidas en México.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

En un país en el que 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 10 niños viven con exceso de peso, de acuerdo con cifras de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), la importancia de un etiquetado frontal adecuado es clave y actualmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) tiene en sus manos cambiar el rumbo para salvar vidas en México.

El Poder del Consumidor ha denunciado que las etiquetas utilizadas en los alimentos y bebidas industrializadas en México –donde desde hace más de un año existen emergencias epidemiológicas por diabetes y obesidad– no proporcionan información fácil de comprender para los consumidores, por lo que resultan un “atentado contra la salud” con el aval de la autoridad.

El Poder del Consumidor (EPC) hizo un llamado a que el máximo órgano de justicia del país trabaje a favor de la sociedad y le dé la espalda a intereses de la industria de bebidas azucaradas y productos ultraprocesados.

México ocupa los primeros lugares en el mundo con población que presenta obesidad, sobrepeso y diabetes, enfermedad que cada año mata a más de 100 mil personas.

Desde hace varios años, la organización civil ha puesto el dedo en la llaga: las etiquetas utilizadas en los alimentos y bebidas industrializadas en México –donde desde hace más de un año existen emergencias epidemiológicas por diabetes y obesidad– no proporcionan información fácil de comprender para los consumidores, por lo que resultan un “atentado contra la salud” con el aval de la autoridad quepermite a las grandes empresas al permitirles utilizar un etiquetado dañino para la población.

Ese etiquetado, han denunciado reiteradamente, fue creado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de la mano de la industria y establece criterios contrarios a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los azúcares añadidos.