Editorial: Para Trump las guerras comerciales se ganan fácil.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

Pero en el ajedrez mundial hay caballos que brincan las torres y los muros.

Estamos a una semana de la inauguración de 2º Congreso Internacional Zafranet y los acontecimientos que tienen que ver con la renegociación de TLCAN se han acelerado. Todo parece confluir en un cierre de la negociación, impredecible todavía si será positivo o no para la parte mexicana. Hay urgencia ahora. Canadá dice que hay fuertes avances, México nada dice aún.

Los azucareros norteamericanos agrupados en al American Sugar Alliance (ASA) mandaron una carta con fecha 4 de abril dirigida tanto al Secretario de Agricultura Sonny Perdue, como al Representante Comercial Robert Lighthizer, en la cual apremian a que ante la posibilidad de que concluya muy pronto la renegociación del TLCAN a no ceder a la peticiones y presiones mexicanas y canadienses en el terreno azucareros y de la industria de los alimentos procesados. Nada se sabe de peticiones similares de los azucareros mexicanos a sus representantes.

Por otro lado, la ruda respuesta de China a la aplicación de aranceles a las importaciones de acero y de aluminio por parte del gobierno de Trump y a la posibilidad de que se amplíen esas medidas a otros productos de origen chino, resultó más fuerte de lo que se esperaba por parte del gobierno de Xi Jinping: pegó selectivamente en aquellos productos de exportación estadounidense que más dañarían la relación de Donald Trump con su base de apoyo electoral. Les pegó a su fans y ahora habrá que ver las consecuencias. Y ahora, envalentonado por esto, pide a su representante comercial que replique con aplicación de aranceles a productos chinos hasta por 100 mil millones de dólares. Ya China acusó a Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio por aplicación ilegal de aranceles.

La aplicación de aranceles por parte del gobierno de Pekin a las importaciones norteamericanas generan al mismo tiempo expectativas interesantes para otros países que se verían beneficiados del repentino encarecimiento de los productos de Estados Unidos para las empresas importadores chinas. La aplicación de aranceles a la soya de Norteamérica por ejemplo, abre la posibilidad de convertir a Brasil en el mayor proveedor de soya de China.

Los productores de cerdo de Estados Unidos se verían castigados por la política arancelaria de China y abriría la posibilidad de México de incrementar las exportaciones de este producto. Cosas similares pueden acontecer en la medida que se oficialice esta incipiente todavía “guerra comercial” entra las dos más grandes potencias económicas de mundo actual. Trump podría haber abierto algo parecido a una caja de pandora, activo un mecanismo de relojería que podría ensordecer con gritos y voces el delicado juego económico y político mundial.

Para México, que se encuentra todavía en la incómoda posición de ser al mismo tiempo la “piñata” preferida de Trump para descargar sus mañaneras obsesiones, alucinaciones o locuras seniles, puede ser una oportunidad para diversificar sus mercados, de origen y destino, para abrir opciones en el terreno diplomático y político, a pesar de la movilización de ejércitos de reserva hacia la frontera común que ya generaron fuerte oposición de amplios sectores de la sociedad mexicana e internacional, más que del propio gobierno de Peña Nieto que ha reaccionado de manera muy cauta.

En la medida que Trump se pierde en pugnas a todos niveles, políticos, económicos, es propicio para muchos países encontrar nuevas rutas, afianzar compromisos, diversificar lazos políticos y económicos, ampliar otros, con el fin de reducir la dependencia de una nación que al mismo tiempo que está en una fase de reacomodos difícilmente predecibles en el corto y mediano plazo, se encuentra profundamente dividida.

Varios de estos temas y las posibilidades de diversificar productos y mercados los analizaremos con más detalle el 12 y 13 de abril, en la Ciudad de México.

Redacción. Área de Análisis de Zafranet. Jueves 5 de abril de 2018.