Refresqueros en Australia prometen quitarle azúcar a sus bebidas.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

Los mayores fabricantes de refrescos de Australia, incluyendo Coca-Cola y Pepsi, se comprometieron el lunes a reducir el uso de azúcar en toda la industria en un quinto en 7 años para frenar la obesidad en un país donde casi un tercio de la población está peligrosamente gorda.

Australia tiene la quinta tasa más alta de obesidad en el mundo desarrollado, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, una condición de salud que puede exacerbar los problemas de la diabetes a las enfermedades del corazón.

Los productores de bebidas en Australia ya han visto a algunos consumidores abandonar las bebidas azucaradas debido a problemas de salud y han prometido la reducción a medida que las autoridades presionan por un impuesto al azúcar similar al presentado en Gran Bretaña en abril.

“Creemos que este es un paso en la dirección correcta”, dijo Geoff Parker, director ejecutivo del Australian Beverages Council, el principal organismo que representa a los fabricantes de bebidas no alcohólicas, una industria que genera A $ 5 mil millones (US$ 3.7 mil millones) en ingresos anuales.

“Ciertamente estamos alentando a otros sectores del suministro de alimentos, y de hecho a otras categorías, a que se unan a nosotros para reducir el azúcar en toda la cartera para ayudar a abordar lo que es un problema realmente complejo y que es la obesidad”.

Las compañías buscarán una reducción del 10 por ciento en azúcar total por 100 mililitros en sus bebidas para 2020 y una reducción del 20 por ciento para 2025, lograda a través de una combinación de modificación de recetas y aumento de las ventas de bebidas bajas en azúcar, dijo el Consejo de Bebidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el año pasado que consumir menos bebidas dulces era la mejor manera de frenar el exceso de peso y prevenir enfermedades crónicas como la diabetes, aunque también culparon a la grasa y la sal en los alimentos procesados.

Han presionado para que los gobiernos graven el azúcar. En Australia, donde, según las estadísticas de la OMS, dos tercios de los adultos tienen sobrepeso y casi un tercio son obesos o tienen un sobrepeso excesivo, la Asociación Médica Australiana ha presionado por un impuesto al azúcar pero los dos principales partidos políticos se han resistido.

De Reuters. Martes 26 de junio de 2018.