Industria de caña en Brasil prioriza el etanol por mayor rentabilidad, mientras ingenios están paralizados.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

La industria de caña en Brasil continuará dando prioridad a la producción de etanol por sobre la de azúcar hasta el próximo ciclo agrícola, ya que los elevados precios del petróleo han incrementado la demanda del biocombustible, dijeron consultoras y plantas de procesamiento.

Incluso pese a los abundantes inventarios de etanol, ante el ritmo veloz de la cosecha en la actual temporada por las condiciones secas en el centrosur de Brasil, los ingenios y dueños de plantaciones dijeron en entrevistas esta semana que el biocombustible provee mejores retornos que el azúcar.

En algunos casos, los ingenios incluso dijeron que estaban paralizando sus instalaciones azucareras, a fin de guardar la caña escasa para producir el combustible.

Luís Antonio Arakaki, propietario de una planta azucarera y de etanol en Fernandópolis, en el estado de Sao Paulo, dijo que aún no había usado su unidad de producción de azúcar durante la cosecha actual y que no tenía previsto hacerlo.

“Solo estamos produciendo etanol. Habíamos vendido algo de azúcar en anticipación, pero decidimos comprarla nuevamente y cancelar la producción”, dijo Arakaki.

Agregó que había ganado dinero en la transacción, ya que los precios del azúcar cayeron entre la firma del contrato y la liquidación.

La región centrosur de Brasil está cosechando un menor volumen de caña este año debido al envejecimiento de los campos y a una severa sequía. Este factor ha aumentado la presión para optimizar las operaciones, ya que los ingenios están evaluando sus mejores opciones en términos de ingresos.

Grupo Farias, una compañía que tiene protección judicial contra acreedores, posee ingenios en varios estados de Brasil, pero actualmente está utilizando sólo cuatro, dijo su director Fernando Perri. Entre las instalaciones paralizadas se encuentran dos plantas azucareras.

“Estamos tomando la caña de las instalaciones que no están operando y transportándola a plantas de etanol”, dijo Perri.

El ejecutivo dijo que los ingresos por el etanol se ubican actualmente en alrededor de 130 reales (US$34,59) por hectárea, mientras que los del azúcar llegan a 100 reales.

El enfoque en el combustible, y el rápido ritmo de la cosecha, han provocado que las existencias de etanol se ubiquen 2.500 millones de litros por encima del volumen del año pasado, de acuerdo a estimaciones de Bioagência, un importante operador brasileño del biocombustible.

De América Economía. Lunes 6 de agosto de 2018.

Dejar un comentario