La caída de los precios internacionales de los alimentos beneficiaría a países pobres: FAO

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

La caída de los precios internacionales de los productos agrícolas debería rebajar la factura que los países más pobres del mundo pagan por las importaciones alimentarias, aunque el fortalecimiento del dólar estadounidense es motivo de “seria inquietud”, según advierte un nuevo informe de las Naciones Unidas.

Las importaciones mundiales de alimentos podrían alcanzar un valor de 1,467 billones de dólares EEUU en 2018, un 3,0 por ciento por encima del nivel del año anterior, pero ligeramente por debajo del pronóstico de julio, según indica Perspectivas alimentarias, publicación semestral de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La bajada de los precios mundiales del café, té, cacao y azúcar está reduciendo los costes de importación, aunque se espera que el aumento de los costes de transporte compense ese efecto. Para los países menos adelantados (PMA) y los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (PBIDA), las fuertes caídas en el precio internacional del azúcar están compensando el incremento de los costes de importar hortalizas y cereales.

En términos generales, las perspectivas para el suministro mundial de alimentos en el próximo año se mantienen en línea con las expectativas anteriores, con perspectivas de producción abundantes y niveles de inventarios que mantienen los precios bajo control. Sin embargo, la meteorología errática, las políticas comerciales y los tipos de cambio plantean incertidumbres crecientes, según la FAO.

Perspectivas alimentarias analiza las tendencias y la evolución en los mercados de cereales, de semillas oleaginosas, azúcar, carne, productos lácteos y productos pesqueros. La edición de noviembre ofrece también una evaluación detallada de los mercados de la yuca y del prolongado descenso de los precios internacionales del café. Un artículo especial estudia además las condiciones recientes del exceso de oferta y la disminución de los precios en los mercados mundiales del banano y las principales frutas tropicales, donde se prevé que el comercio mundial aumente en un 18 por ciento respecto al año pasado.

De Sala de Prensa. FAO. MIércoles 7 de noviembre de 2018.

Dejar un comentario