Los ingenios azucareros de Brasil podrán vender etanol directamente a las estaciones de servicio.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

El regulador de petróleo de Brasil, ANP, determinó que no hay obstáculos regulatorios que impidan que los ingenios azucareros vendan etanol directamente a las estaciones de servicio, pero deben resolverse varios problemas fiscales antes de que puedan realizarse dichas ventas.

En agosto y septiembre, la ANP recibió sugerencias del público como parte de su evaluación de los cambios propuestos a las regulaciones de venta de etanol. La ANP también está trabajando en regulaciones más amplias destinadas a aumentar la transparencia de los precios de los combustibles.

El Ministerio de Finanzas emitió un estudio separado que defendía las ventas directas de etanol, argumentando que el mercado de distribución de combustible se concentra, con tres compañías que controlan el 55% del mercado de distribución de etanol hidratado.

El ministerio concluyó que para que se realicen los cambios, algunos de los impuestos a los biocombustibles que actualmente son recaudados por los distribuidores tendrían que ser recaudados por las fábricas, lo que requeriría cambios legislativos.

Actualmente, las fábricas deben vender etanol a los distribuidores de combustible, que están autorizados para revender el combustible a los minoristas.

Las discusiones sobre los cambios regulatorios para las ventas de etanol comenzaron después de una huelga de camioneros a fines de mayo, que fue parcialmente provocada por el aumento en los precios del combustible. En ese momento, el regulador antimonopolio de Brasil, Cade, dijo que permitir que las plantas de etanol vendan combustible directamente a los minoristas reduciría los costos.

Semanas más tarde, en junio, el Senado de Brasil aprobó un proyecto de ley que permite a las plantas de etanol evitar a los distribuidores, pero la legislación aún no ha sido aprobada en la cámara baja.

Los defensores del proyecto de ley argumentan que la legislación reducirá los precios de los combustibles de consumo en 0.20 Reales por litro ($ 0.197 USD por galón).

Luego de la votación en el senado, un juez federal en el estado de Pernambuco, en la región noreste de Brasil, donde el apoyo a la medida es fuerte, emitió un recurso judicial que suspendía la restricción ANP, permitiendo así que las fábricas de la región comiencen a vender combustible a los minoristas. Otro juez anuló la decisión en agosto, pero la decisión fue restablecida en octubre.

Pero el apoyo a los cambios está lejos de ser unánime. La principal asociación de azúcar y etanol de Brasil, Unica, y la asociación de distribuidores de combustible Plural se oponen al proyecto de ley.

Unica dijo que la ley de biocombustibles Renovabio, que fue aprobada en diciembre de 2017, está orientada a las regulaciones de venta de combustibles preexistentes. En particular, los instrumentos de crédito de carbono (CBios), que se emitirán a los productores de biocombustibles como una medida de las reducciones de gases de efecto invernadero, serán más difíciles de controlar si los productores de biocombustibles pueden vender directamente a las estaciones de servicio.

El presidente de Plural, Leonardo Gadotti, dijo que los cambios aumentarían la evasión fiscal, que ya es alta para las ventas de etanol.

De ArgusMedia. Martes 18 de diciembre de 2018.