Pese a impuesto especial, refrescos lideran sector

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

El año pasado la industria de bebidas no alcohólicas alcanzó en México un valor de 22 mil 631 millones de dólares, de los cuales 64 por ciento, es decir, 14 mil 445 millones, corresponde a las carbonatadas (refrescos), rubro que registró un aumento anual de 10.25 por ciento, lo que significa que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) implementado desde 2014 para reducir la demanda de estos productos, no ha surtido efecto.

Según Euromonitor Internacional, el volumen de producción de las también llamadas soft drinks ascendió a 21 mil 842 millones de litros en 2018, siendo los refrescos el segmento más importante con una aportación de 13 mil 150 millones de litros.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), al tercer trimestre de 2018, el monto recaudado por el IEPS a bebidas azucaradas fue de 19 mil 703.8 millones de pesos, un alza de 6.4 por ciento frente a la suma del mismo periodo del año anterior.

En tanto, el IEPS cobrado a bebidas energetizantes fue de 2.4 millones de pesos, un aumento de 14.8 por ciento en términos reales —descontada la inflación— comparado con el tercer cuarto de 2017.

La Asociación Nacional de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac) explicó que estos resultados se deben a que la industria se ha ido adaptando a dichas modificaciones en la ley a través de nuevos formatos de sus productos y replantamiento de fórmulas en algunos casos.

Según información de la consultora KPMG, los mexicanos han buscado en los refrescos retornables una alternativa para compensar el IEPS a las bebidas carbonatadas, dado que son productos más económicos.

Euromonitor prevé que para 2022 la industria refresquera alcance un valor aproximado por 19 mil 933 millones de dólares.

Datos de la consultora especializada en consumo Kantar Worldpanel indican que los refrescos son la bebida favorita de los mexicanos, tanto en casa como fuera de ella, con 78.9 y 55.9 por ciento de participación en la preferencia, respectivamente.

La consultora destaca que el gasto medio anual en casa (incluyendo productos como agua, jugos, bebidas energéticas y té, entre otros) es 2 mil 344 pesos; mientras que fuera es de 904 pesos, con un ticket diario promedio de 26 y 24 pesos, en cada caso.

Euromonitor expone que en 2018 luego de los refrescos destacó el agua embotellada con un valor de 3 mil 90 millones de dólares y un volumen de 5 mil millones de litros.

Detrás se encontraron los jugos, con un valor anual de 2 mil 784 millones de dólares y un volumen por 2 mil 849 millones de litros; las bebidas energéticas alcanzaron un valor de mil 36 millones de dólares y un volumen de 595 millones de litros.

Con una menor participación de mercado, las bebidas concentradas alcanzaron un valor de 961 millones de dólares durante el año pasado, con un volumen aproximado de 20 millones de litros. Finalmente, los tés y cafés ready to drink tuvieron a lo largo de 2018 un valor de 304 millones de dólares, con un volumen aproximado de 224 millones de litros.

De MIlenio. Viernes 18 de enero de 2019.