Suspenden puesta en marcha de nueva caldera en ingenio San Rafael de Pucté

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

El Ingenio San Rafael de Pucté suspendió la terminación de su Mega Caldera, al no haber condiciones económicas favorables, porque sólo el costo para la conexión a la red eléctrica supera los 200 millones de pesos.

Martín Barajas Linarte, secretario general de la Sección 136 del Sindicato Azucarero, señaló que la inversión para la conexión a la red eléctrica es adicional a los 50 millones de dólares del costo total de la obra, lo cual se agrava con la baja en el precio del azúcar.

Dijo que había confianza en que este 2019 cambiaran las reglas de operación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); sin embargo, no fue así, por lo que el proyecto se estancó.

“Las reglas marcan que para generar energía, la industria tiene que hacer una interconexión desde Javier Rojo Gómez donde está ubicado el ingenio, hasta la estación de Xul-Há, haciéndose cargo de todos los gastos que estos generen, y que se calcularon en cerca de 200 millones de pesos, infraestructura que una vez terminada pasaría a ser propiedad de la CFE”, dijo.

Dichas condiciones no convencieron a los industriales del azúcar, por lo que determinaron la suspensión total, mientras no haya cambios a las reglas de operación para la cogeneración de energía eléctrica.

La decisión atrasará la posibilidad de eficientar la molienda y superar las dos millones de toneladas al año, además de interferir en la posibilidad de generar energía eléctrica suficiente para abastecer toda la ribera del río Hondo y gran parte de la capital del estado.

“En este momento es todo lo que se sabe respecto al tema, sabemos que la baja en el precio del azúcar también afecta a la industria; sin embargo, las cinco calderas que tenemos están al 100% en cuanto a operatividad, y son las que están generando la energía para mover la fábrica”, comentó.

En lo que refiere a la molienda actual, dijo que la fábrica ha molido cerca de 470 mil toneladas de caña de azúcar, casi una cuarta parte del estimado programado para la presente zafra, de un millón 927 mil toneladas de caña.

“Vamos bien en cuanto a molienda, mientras el clima sea favorable, la industria puede cumplir con su compromiso de moler nueve mil 500 toneladas de caña diarias, aunque ayer molió más de once mil”, finalizó.

De Novedades de Quintana Roo. Lunes 14 de enero de 2019.

Dejar un comentario