Productores de azúcar califican como insuficiente el apoyo al sector

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

Si bien la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) hará frente a la caída de precios internacionales del azúcar con un apoyo económico a los pequeños productores, de 7,300 pesos anuales, la medida es insuficiente para responder a todas las problemáticas que enfrenta el sector.

“Creo que este apoyo por sí solo obviamente no es suficiente (y eso) es claro”, sostuvo el presidente de la Unión Nacional de Cañeros (UNC), Carlos Blackaller Ayala, al ser cuestionado sobre el anuncio hecho este lunes por la dependencia federal, a cargo de Víctor Villalobos Arámbula.

La Sader informó que la caña de azúcar será incorporada como cultivo elegible del programa Producción para el Bienestar, que en un principio solo consideraba a los granos para alcanzar la autosuficiencia alimentaria, debido a caída de 30% de los precios en el reciente ciclo.

Para los pequeños productores de hasta cuatro hectáreas, que son 80% de un universo de 170,000, es un importante aliciente para destinarlo en acciones que mejoren el potencial de sus predios y los haga más competitivos, apuntó Blackaller Ayala en entrevista con Notimex.

Sin embargo, indicó, el gobierno también debe buscar mecanismos de solución a las importaciones de fructosa que vienen a precios dumping del vecino país del norte, pues han crecido de 12 a 28% desde la zafra de 2006-2017.

Eso significa que en la actualidad se adquieren un millón 600,000 toneladas de fructosa para el mercado mexicano, lo que ha desplazado al consumo nacional del endulzante proveniente de la caña de azúcar.

Pero esa cantidad es igual al excedente de azúcar que México tiene en la actualidad y que busca colocarlo en el mercado mundial, donde cada tonelada tiene un precio de aproximadamente 5,000 pesos, refirió.

La cantidad está muy por debajo de los 11,000 y 12,000 pesos que paga Estados Unidos. “Esto está trayendo como consecuencia que el productor de caña esté perdiendo valor en el precio de la misma”, remarcó el directivo. Pero solo es posible exportar 765,000 toneladas al otro lado de la frontera norte porque después de diciembre de 2014, cuando entró en vigor el acuerdo de suspensión, el gobierno estadounidense limitó las exportaciones y asignó un cupo de casi la mitad del millón de toneladas que originalmente se habían pactado.

En México se producen seis millones 250,000 toneladas de azúcar, de la cuales cuatro millones 100,000 toneladas (65%) son para consumo nacional y dos millones 150,000 son para exportación, de acuerdo con datos.

Blackaller Ayala insistió en que se debe alcanzar un equilibrio en las importaciones de fructosa de maíz y mejorar el acceso del azúcar hacia Estados Unidos, asuntos en lo que también requiere la intervención de la Secretaría de Economía (SE).”Un programa de apoyo modesto para los pequeños productores, adelante; pero si no lo acompañamos de una serie de acciones para recuperar el valor de la industria de caña de azúcar, entonces vamos a estar recurrentes a ese tipo de situaciones que pueden convertirse en un grave problema y después no habrá presupuesto que alcance para resolverlo con programas asistenciales”.

No obstante, el presidente de la UNC llamó a las autoridades a incidir para mejorar la relación entre los productores de caña y los ingenios. “Que los cañeros no sufran las consecuencias de los malos precios de venta que hacen los ingenios por sus necesidades de financiamiento”.

De Economía Hoy. Jueves 25 de abril de 2019.