Este año se pueden quedar otras 500 mil toneladas de azúcar en bodegas.

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

En la actualización del Balance Azucarero de México Zafranet 2018-2019, estimamos que la producción final de azúcar podría alcanzar un total de entre 6.3 a 6.4 millones de toneladas de azúcar con lo que se vería un aumento anual de 5.75 a 7.5 por ciento.

La oferta total de azúcar del país pasaría de 7.5 a 7.95 millones de toneladas en comparación con el estimado del mes de marzo pasado.

Del lado de la demanda, se espera que el estímulo al consumo interno sea el suficiente para llevar las ventas de los ingenios a 4.2 millones de toneladas, poco más de 100 mil toneladas más que el consumo del año pasado.

En este ciclo, es urgente que las exportaciones se incrementen para reducir, en gran proporción, el sobre abasto que ha estado presente desde 2018 y que nuevamente ahora amenaza con llegar a niveles récord.

Dados los ritmos actuales de ventas al exterior, se espera que al mercado del TMEC salgan hasta 800 mil toneladas y, muy en contra de los estimados oficiales, al resto del mundo se vería una cantidad no mayor a las 650 mil toneladas sin incluir el azúcar que quedó resguardado y que se contabilizó como certificados de depósito del año anterior.

Al final del ciclo 2018-2019 será difícil alcanzar las metas oficiales de exportación, debió en primera instancia a que la logística de los puertos nacionales impedirá una salida masiva de inventarios en lo que resta del año fiscal y, en segundo lugar, al contexto de sobreoferta mundial de azúcar con precios internacionales nada atractivos.

Terminando el próximo mes de septiembre, los inventarios disponibles de azúcar de este país cerrarían en cerca de 1.19 millones de toneladas una cifra por arriba de las cerca de 969 mil toneladas necesarias para el consumo nacional de los últimos tres meses y medio de este año.

Lo que realmente será preocupante para el corto y mediano plazo es el hecho de que, por segundo año consecutivo se quedarán miles de toneladas almacenadas en bodegas y se tendrá nuevamente que emitir certificados de depósito por unas 500 mil toneladas que tendrán que ir saliendo poco a poco de nuestras fronteras rumbo a los mercados internacionales porque EU no acepta más de lo que se acuerda al principio de cada año azucarero. Es evidente que el exceso de azúcar en el país habrá de perjudicar los precios domésticos en contra de intereses de la industria de la caña de azúcar en el país.

El superávit azucarero podría llegar a 220 mil toneladas. La relación inventarios uso se colocaría en 26.96 % frente al 24.01 % del cierre del ciclo 2017-18.

Redacción. Área de Análisis de Zafranet con datos de CONADESUCA. Viernes 13 de julio de 2018.