En Argentina elogian acuerdo con Unión Europea, pero continúan reclamos por el precio interno

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

La incorporación de una cuota de etanol de azúcar con arancel cero, junto a otra por 180 mil toneladas de azúcar, en el acuerdo de libre comercio que firmó el Mercosur con la Unión Europea calmó en parte los ánimos de los productores azucareros del norte argentino.

Sin embargo, desde este sector persisten las quejas contra la Secretaría de Energía, a cargo de Gustavo Lopetegui, por los cambios impuestos en los últimos meses en las fórmulas para calcular los precios del bioetanol de caña de azúcar.

“Hay que resolver lo que se hace con los excedentes que ofrece la producción azucarera y allí el bioetanol es una gran solución, no solo para el azúcar sino también para el maíz”, recordó en diálogo con Infobae, Hernán Maurette, presidente del Centro Azucarero Argentino.

Además Maurette sostuvo: “Cuando no se estimula por vía del precio, o con cambios en la normativa o bien incertidumbre jurídica, se desincentiva el crecimiento y también la producción, algo que parece ser lo adecuado en circunstancias económicas como las que vivimos actualmente”.

Respecto a la inclusión de cuotas de azúcar y bioetanol dentro del tratado Mercosur-Unión Europea, Maurette aseguró: “Esta es una buena señal para el sector azucarero, más allá que ahora hay que trabajar con el Ministerio de Producción, para conocer el alcance de estos acuerdos”.

Según trascendió, la cantidad establecida para estos dos productos en el acuerdo comercial alcanzado por ambos bloques comerciales rondarían un volumen de 180 mil toneladas de azúcar que los países miembros del Mercosur podrán vender anualmente a Europa con arancel cero, y también un cupo de 562 millones de litros de bioetanol para uso industrial.

Medidas

El titular del Centro Azucarero consideró que son “bienvenidas” las decisiones del Poder Ejecutivo nacional tales como la que se tomó a instancias de la resolución general conjunta 4219 adoptada por la Administración Federal de Ingresos Públicos –AFIP- y la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, que plantea como uso obligatorio la liquidación electrónica de compra de caña de azúcar, un documento que valida dicha operación.

“Cualquier mecanismo que aporte control al sistema, formalice y haga transparente al mercado, ayuda. Al tiempo que se pueden tener consideraciones y observaciones en su funcionamiento cuando pueden perjudicar la mecánica comercial o cuando también genera una mayor carga burocrática. Sin embargo, toda medida que venga a generar transparencia es bienvenida”, explicó.

Además, Maurette fue consultado por las dificultades que podrían enfrentar los productores azucareros del Noroeste argentino frente al encarecimiento que persiste en las tasas de interés.

“El productor azucarero hoy se encuentra en una situación financiera complicada: el principal mecanismo de financiamiento es a través del producto, y con el proveedor, lo que conlleva a un estiramiento en toda la cadena de pagos. Esto lo vemos en todos los mercados, y en el Noroeste argentino, es más palpable. Lamentablemente, a medida que se prolongue esta época de tasas altas, se distorsiona el mercado financiero y se perjudica al productor”, manifestó Maurette.

De Infobae. Lunes 15 de julio de 2019.