Consumo de azúcar, ¿bueno o malo para la salud?

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

La principal función del azúcar es proporcionar la energía que el organismo necesita para el funcionamiento de los diferentes órganos como el cerebro y los músculos, funcionalidad esencial a lo largo de la vida y situaciones fi­siológicas. Solo el cerebro es responsable del 20% del consumo de energía procedente de la glucosa, aunque también es necesaria como fuente de energía para todos los tejidos del organismo.

Si los niveles de glucosa descienden, el organismo empieza a sufrir ciertos trastornos: debilidad, temblores, torpeza mental e incluso desmayos (hipo­glucemia). Durante la infancia o adolescencia, etapa de expansión cognitiva, uno de los errores más habituales en materia de alimentación consiste en evitar el desayuno o hacerlo de manera insuficiente, cuando en realidad se trata de la comida más importante del día. El desayuno debe aportar la energía  necesaria para que cada persona inicie su actividad diaria, ya que en ese momento el nivel de azúcar es el más bajo.

El consumo de azúcar es particularmente importante porque permite in­crementar y reponer los depósitos de glucógeno tanto en el músculo como en el hígado. Tanto si la actividad laboral es física o intelectual, el consumo de azúcar sigue siendo aconsejable en la edad adulta. Es un alimento que proporciona energía de rápida asimilación al organismo, permitiendo una recuperación rápida para las personas que desarrollan un gran desgaste físico durante su jornada laboral, aunque la realidad actual es que los traba­jos y el estilo de vida en general, son cada vez más sedentarios situación que conlleva la necesidad de adecuar la ingesta energética total al gasto energético.

¿Cuál es la cantidad recomendada de consumo de azúcar?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir menos de 25 graoms lo que equivale aproximadamente a 6 terrones del dulce.

Azúcar Vs Azúcares en el etiquetado.

No es lo mismo azúcar que azúcares. En las etiquetas de los diferentes productos de alimentos y bebidas se utilizan estos términos.

Cuando en una etiqueta se lee la palabra “azúcar”, significa que el producto utiliza azúcar de caña, es decir, de origen natural, mientras que cuado se lee “azúcares” significa que se utilizó uno o más edulcorantes o endulzantes naturales o artificiales como el jarabe de maíz de alta fructosa.

El término “azúcares” puede causar confusión entre los consumidores porque puede entenderse  qe se refiere a azúcar natural de caña, además de que los productos alimenticios no tienen un etiquetado claro en los ingredientes que contienen, ya que en la mayoría de los casos no mencionan cuáles edulcorantes utilizan.

La libertad de elegir va de la mano con el derecho a saber qué comes. La sociedad mexicana necesita que las compañías de alimentos sean respetuosas del derecho  que tenemos de saber qué nos ofrecen en sus productos. Pero también es  necesario que tú como consumidor uses
las herramientas que tienes a tu alcance  para comprar de manera inteligente.

El etiquetado de alimentos puede  ayudar a elegir productos que sean ricos pero solo si también son saludables.

Hemos perdido el gusto (o tal vez nun­ca lo adquirimos) por comer los alimen­tos sin azúcar añadida. Nunca es tarde para empezar a cuidar nuestra salud y, sobre todo, la de los más pequeños.

De La Revista del Consumidor de Noviembre de 2019. Miércoles 6 de noviembre de 2019.

 

 

 

 

Deja un comentario

*