Se destinarán 11 mil mdp para beneficiar a 2.1 millones de mexicanos: Sader

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

A través del programa Producción para el Bienestar, se destinarán a 11 mil millones de pesos para beneficiar a 2.1 millones de mexicanos con transferencias directas, para impulsar la siembra y cultivo de maíz, frijol, trigo, amaranto, arroz, chía, café, caña y otros granos en 6.6 millones de hectáreas, informó Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

“De esta forma estamos privilegiando el respaldo a aquellos pequeños productores que por muchos años han sido de autosuficiencia”, afirmó el titular de la Sader, quien abundó que este apoyo económico se brindará a pequeños y medianos productores sin intermediarios, quienes representan el 54% de la producción nacional de alimentos.

De éstos, se dijo que el 60% de los beneficiarios se concentran en la zona sur, sur-este del país, que apoya a 625 mil mexicanos de pueblos originarios, así como que el 30% del total del padrón corresponde a mujeres.

Por su parte se detalló que de los 11 millones, se entregarán mil 600 pesos por hectárea a productores de granos de pequeña escala (hasta cinco hectáreas de temporal) y mil a los de media escala quienes tengan entre cinco y 20 hectáreas.

Así mismo, se otorgarán apoyos de 5 mil pesos por productor de café por hasta cinco hectáreas y 7 mil 300 pesos a los productores de caña de azúcar por hasta 20 hectáreas por productor igualmente.

El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Sader, Víctor Suárez detalló que lo que se busca con este programa que viene a sustituir a los programas Procampo y Proagro y que se entrega antes de la siembra, tiene como objetivo, entre otros, generar liquidez a los productores para que éstos inviertan en siembra-cultivo y con ello generar una oferta de alimento suficiente para la población mexicana

Además, añadió que se procurará recuperar soberanía alimentaria, de insumos y tecnología para que “en México decidamos que nos conviene producir, cómo producirlo y cómo consumirlo y que no nos impongan desde el exterior como se hizo en gobiernos anteriores para beneficio de unos cuantos y de grandes trasnacionales”.

“Soberanía alimentaria junto con soberanía energética son los dos pilares de la recuperación de la soberanía nacional”, agregó.

Ello, al apuntar que anteriormente se compraban alimentos, semillas y fertilizantes agroquímicos del exterior “desmontando nuestra capacidad productiva interna y generando desempleo, desigualdad y abandono de campo”.

“En el pasado el sector agroalimentario ha generado grandes resultados en ciertos sectores pero ha generado desigualdad pobreza y malnutrición a quienes nos dan comer”, criticó, al apuntar que estos recursos también buscan beneficiar que los productores puedan garantizar su alimentación y nutrición.

Dijo que este es complementario a las transferencias de los demás programas de bienestar para potenciar el potencial productivo de los pequeño y medianos productores y que el proceso de producción para alcanza la autosuficiencia transite hacia sistemas agroecológicos de producción que ya “no envenenen la tierra que ya no agoten los mantos acuíferos y los contaminen que ya no queden residuos de plaguicidas en los alimentos que consumimos y que ya no se generen tantos gases de efecto invernadero que están afectando el clima planetario y sin transgénicos”.

De El Heraldo de Tabasco. Jueves 21 de mayo de 2020.