• 22 octubre, 2020 11:58 PM

México exportó 26.5% menos azúcar del cupo autorizado por EU

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

Las ventas externas de azúcar de México a EU fueron por 1.28 millones de toneladas en el ciclo que terminó la semana pasada; se le había asignado una cuota de 1.48 millones.

México exportó 1 millón 288,000 toneladas de azúcar a Estados Unidos en el ciclo 2019-2020 (octubre-septiembre), lo que representó 26.5% menos del cupo global que le autorizó el gobierno estadounidense.

De acuerdo con estimaciones del Departamento de Agricultura (USDA), las ventas externas de azúcar de México fueron por 1 millón 280 mil toneladas en el ciclo que terminó la semana pasada, 44% más bajas que en la temporada anterior debido a la escasez de producción.

A México se le asignó una cuota de exportación de 1 millón 481 mil 229 toneladas, más una cuota extraordinaria de refinado de 272,155 toneladas.

Sin embargo, México no produjo suficiente azúcar para cubrir la totalidad de la cuota mientras mantenía las necesidades de suministro interno.

Al 13 de septiembre, México había exportado a Estados Unidos 1 millón 063,000 toneladas de la cuota original, más 148,183 toneladas de la cuota extraordinaria de azúcar refinada. En prospectiva, el pronóstico del USDA de la exportación mexicana para la temporada 2020/2021 es 1 millón 774,000 toneladas, 38% más que en el ciclo anterior.

Las exportaciones mexicanas dependerán de las necesidades de azúcar de Estados Unidos según se determine durante el año comercial.

Dado que se prevé que la producción de Estados Unidos se recuperará de la última temporada, es probable que México busque mercados alternativos para suministros exportables.

Desde 2014, el comercio de azúcar entre Estados Unidos y México se gestiona bajo los Acuerdos de Suspensión entre los dos países. Los acuerdos suspendieron las investigaciones antidumping y de derechos compensatorios de las importaciones de azúcar de México y se revisan y renuevan según lo determine el Departamento de Comercio.

De El Economista. Miércoles 7 de octubre de 2020.