• 15 enero, 2021 8:35 PM

Editorial: 2021, con pendientes e incertidumbre

¿Te gusta? Aquí nuestras redes sociales:

En algún momento todo llega a su fin para volver a empezar. Nada nuevo y todo nuevo. El mercado azucarero se renueva por el lado de la producción, caña nueva, maquinaria renovada, cañeros, trabajadores y personal de confianza regresan con ánimos renovados aun cuando este 2020 fue prolífico en desastres y malas noticias.

Millones de muertos y de infectados por un virus desconocido, millones perjudicados por las lluvias y huracanes, millones y millones de personas económicamente damnificadas, desempleadas, negocios cerrados, muchos definitivamente; economías devastadas. Incertidumbre instalada.

¿Y todo terminará el 31 de diciembre del 2020? Por lo pronto reactivación parcial en el primer minuto del primero de enero del 2021. ¿Qué cambiará? En realidad nada tangible, sólo las expectativas como siempre, los votos y lo deseos de cambio. Las nuevas tecnologías permitieron poner a disposición de mujeres y hombres del mundo, en tiempo récord y probablemente con muchas dudas y fallas, una vacuna que alivie en parte la incertidumbre, resta a los dirigentes y gobiernos hacerla llegar lo más pronto posible a los que así lo requieran.

La sustentabilidad de la agroindustria azucarera sufrió retrocesos en este fatídico 2020, la mayoría debido a problemas climáticos, sequías sobre todo. El reporte anual de sustentabilidad lo atestigua, números rojos por doquier, el tema energético encuentra piedras en el camino y la agroindustria, campo y fábrica, no ve caminos abiertos para aportar en la generación de energía, electricidad y biocombustibles.

Vemos sin embargo un renovado esfuerzo para superar un año desastroso para para la economía y la salud. La vacuna, si se aplica en tiempo y forma y no se utiliza sólo para el beneficio e interés de unos cuantos, abonará en dar certidumbre a la actividad económica, no es panacea, no es la solución definitiva, dado que las condiciones de inequidad, la desigualdad, la insuficiente infraestructura de salud de calidad para todos, de educación de calidad, de oportunidades, seguirán siendo pendientes, que al paso del tiempo se han convertido en cuestas, y las cuestas es más sufrido subirlas, treparlas y finalmente superarlas. Lo pendiente sigue pendiente.

¡Deseamos felicidad y salud a todos nuestros suscriptores y amigos en este 2021!

Redacción. Área de Análisis de Zafranet. Jueves 31 de diciembre de 2020.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *