• Mar. Oct 19th, 2021

Jornaleros cambian los albergues por la incertidumbre

Cada año, cuando la zafra termina los beneficios de un hogar temporal para las familias jornaleras también lo hacen; con albergues vacíos sucios y prácticamente olvidados, las familias jornaleras regresan a su realidad donde las carencias económicas continúan acechándolos.

Para los que se dedican a la producción, corte, traslado y molienda de caña, la temporada de zafra es una época de prosperidad, ya que de años atrás a la fecha en el sector cañero es “la vaca es gorda”.

Durante la temporada de zafra al estado de Morelos arriban más de 500 familias jornaleras, provenientes, principalmente, de Puebla, Guerrero y Veracruz. Familias de escasos recursos que se dedican al corte de la caña arriban a la entidad para poder trabajar y vivir en los diferentes albergues que las asociaciones CNC, CNPR y Flor de Caña les proporcionan.

Aunque el corte de caña es muy mal pagado en la entidad, pues por tonelada cortada en promedio se pagan 48 pesos a cada jornalero y su sueldo dependerá de las toneladas de caña cortadas, ya que no existe sueldo base, los jornaleros ven este trabajo como una gran oportunidad, pues durante la zafra las asociaciones cañeras se hacen cargo de los gastos de agua, luz, gas y por su puesto la vivienda, además se les proporcionan diversos talleres, clases rurales a los niños, seguro social, se realizan gestiones sociales para los mismos, donaciones de privados, entre otros beneficios.

Usa las publicaciones en el blog de tu empresa para opinar sobre temas actuales de la industria, humaniza a tu empresa y demuestra cómo tus productos y servicios pueden ayudar a las personas.

De El Sol de Cuautla. Martes 1 de junio de 2021.