• Jue. Ene 20th, 2022

Esta zafra para el ingenio Central Progreso será una de las complicadas, debido a que los plantíos de las zonas de abasto pierden rendimiento y no han recursos ni programas para remover las siembras las cuales superan 10 años de antigüedad.

De 700 mil toneladas de caña que pretendía moler esta factoría  durante este ciclo, podría alcanzar apenas las 600 mil toneladas, pues se ha comprobado que en las regiones de Paso del Macho y Camarón de Tejeda, hay siembras con más de una década donde han detectado un desplome en rendimiento, reconoció Eduardo Armas, integrante de la Unión de Ejidos.

Es decir; que de 80 toneladas por hectárea, en algunas disminuyó a la mitad, lo que significa que gran número de parcelas terminó el período de vida de las siembras y requieren ser renovadas, pero cada productor necesita arriba de 40 mil pesos por hectárea para sembrar otra variedad de caña, pagar barbechos y mano de obra.

“La meta del ingenio Central Progreso era moler unas 700 mil toneladas, por la situación que marcan los cultivos no alcanzarán esas cifras, vemos que hay lugares donde la caña no logró lo que esperábamos, son plantíos un poco antiguos que requieren ser sustituidos”, señaló.

Debido a que las pérdidas para la zafra 2021-2022 serán millonarias en las regiones de abasto del ingenio Central Progreso, reconoció que el campo cañero requiere le inyecten recursos urgentes para renovar los cultivos con más de una década y media de ser explotados de lo contrario traerá efectos negativos cómo está zafra donde en los primeros cortes en distintos ejidos reportaron una caída en rendimiento.

De Diario El Mundo. Miércoles 12 de enero de 2022.