Impuesto a refrescos no es solución: FEMSA

En un mundo globalizado, el entorno ha cambiado tanto que los países aprenden unos de otros demasiado rápido, de manera instantánea, e incluso se copian, como “el polémico impuesto al azúcar que se puso aquí en México, ya lo empiezan a considerar otros países de Sudamérica, como si fuera la solución del problema”, explicó José Antonio Fernández, presidente del Consejo de Administración de FEMSA.

Las gaseosas dan batalla en México

Dos años después de que México impusiera un impuesto de aproximadamente 10% sobre las bebidas azucaradas, las ventas de gaseosas están aumentando, un alivio para un sector que temía ser blanco del mismo tipo de estigma que ha golpeado la industria del tabaco.

Femsa y Arca: mexicanas seducidas por el mercado chileno

[arca] México tiene los ojos puestos en Chile. Femsa, principal embotelladora de Coca-Cola en el mundo y dueño del mayor retailer del país azteca, confirmó la semana pasada que compraría 60% de Socofar, dueño de Cruz Verde, mientras que Arca Continental, la segunda embotelladora de Coca-Cola más grande de Latinoamérica, también estaría interesada en entrar al mercado local. ¿En qué pie están ambas firmas?

Caros, ingenios estatales en venta

Industriales y empresarios del ramo azucarero ven la venta de los cinco portafolios en los que se integraron los nueve ingenios para licitación “muy cara”, sobre todo si se considera que requieren inversiones arriba de los 100 millones de dólares para modernizarlos y colocar las fábricas como de calidad mundial.

El mexicano bebe 140 litros de refresco al año.

Un año después de que en México entraran en vigor los impuestos a refrescos y alimentos ‘chatarra’ -el as del gobierno en su estrategia contra la obesidad-, la medida parece que no ha surtido el efecto deseado. De hecho, el consumo de bebidas endulzadas en el país incluso pudo haber aumentado.

Refresqueras resienten efectos del IEPS

El impuesto de un peso por litro a bebidas azucaradas contemplado en la reforma hacendaria mantiene sus estragos en la industria refresquera mexicana, la cual registró una caída de 4.4% en el volumen de ventas de las tres principales compañías embotelladoras de refrescos de Coca Cola y Pepsi en México durante el primer semestre de 2014.