• vie. Dic 2nd, 2022

Así la inflación en el país.

Autoridades gubernamentales de México confirmaron este miércoles que la inflación registró un descenso de 0.57 por ciento en octubre con respecto al mes anterior, mientras que el Índice de Precios al Consumidor en octubre bajó a 8.41 por ciento frente al mismo mes de 2021, luego de que en septiembre registró una variación de 8.70 por ciento interanual.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre los precios con mayor nivel al alza destacan la electricidad, el jitomate, la leche, la tortilla de maíz, el azúcar, la vivienda, la leche pasteurizada, y los servicios de los restaurantes y las taquerías.

Mientras, el gas doméstico, la papa y otros tubérculos, la cebolla, el aguacate, el limón y el pollo, así como el servicio de telefonía móvil, son productos con precios a la baja.

Expertos habían estimado una inflación mensual de 0.60 por ciento en octubre, lo que implicaba una tasa anual de 8.46 por ciento. Los datos confirman que a pesar del primer descenso anual en octubre, la inflación general registra 20 meses consecutivos con registros superiores al rango establecido por el Banco Nacional mexicano sobre la estabilidad de los precios (3.0 y 4.0 por ciento).

“El índice de precios subyacente incrementó 0.63 por ciento mensual y 8.42 por ciento anual. El índice de precios no subyacente creció 0.38 por ciento a tasa mensual y 8.36 por ciento a tasa anual. Al interior del índice subyacente, a tasa mensual, los precios de las mercancías subieron 0.87 por ciento y los de servicios, 0.33 por ciento”, puntualizó el comunicado del Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Para el ente “la inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien, que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado”.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó durante su conferencia matutina que “esto lo tenemos controlado. No nos aumenta el precio de combustibles, de gasolinas, de diésel, energía eléctrica. Esta es una política que tomamos, distinta a otros países”.

En este sentido indicó el mandatario que “ya están bajando los precios de alimentos a nivel internacional. De todas maneras, nosotros vamos a seguir con estas medidas, que no son de control de precio de manera obligatoria, sino a partir de acuerdos. Ya nos están copiando, vamos a decir, no es la palabra, en otros países, están llegando a acuerdos también para enfrentar el problema inflacionario”.

Respecto al incremento de precios del crudo a nivel global, López Obrador recordó que llegó a cotizarse a más de 100 dólares el barril. Añadió que con ese ingreso excedente el Gobierno federal podía “mantener un subsidio del orden de 350.000 millones de pesos (cerca de 18.000 millones de dólares), y esto es lo que nos ha permitido el control de la inflación, porque si aumenta el precio de la gasolina nos vamos hacia arriba”.

De igual manera acotó el jefe de Estado que se va a mantener la canasta y trabajarán para agregarle alimentos que se puedan conseguir a mejor precio, a través de medidas como eliminar aranceles para importación.

De ATB. Viernes 11 de noviembre de 2022.