• lun. Abr 22nd, 2024

Cambio radical en el apoyo al consumidor: El estímulo fiscal para gasolina Magna y diésel se dispara

Feb 17, 2024 , , ,

En una medida que promete aliviar el bolsillo de los conductores mexicanos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha anunciado un notable incremento en el estímulo fiscal para la gasolina Magna, según se reveló en el Diario Oficial de la Federación ayer 16 de febrero. A partir de la próxima semana, el estímulo fiscal aplicado al Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) de la gasolina Magna pasará de 2.87% a 13.20%, de acuerdo con el acuerdo emitido por Hacienda.

Este aumento significa que el gobierno contribuirá con 81 centavos por cada litro de gasolina Magna adquirido por los automovilistas, basándose en el IEPS fijado para este año en 6.17 pesos por litro de la denominada gasolina ‘verde’. 

Fue en la última semana de enero cuando la Secretaría de Hacienda y Crédito Público regresó el estímulo fiscal para la gasolina Magna, el cual ha experimentado un incremento progresivo de la siguiente manera:

Sin embargo, la gasolina Magna no es la única beneficiada con estos ajustes fiscales. La SHCP ha duplicado prácticamente el estímulo para el diésel, pasando de un 13.79% a un impresionante 25.15%. Esto se traduce en una exención de 1.70 pesos por cada litro, sobre el impuesto de 6.78 pesos establecido para este combustible. Este cambio implica un apoyo significativo para los usuarios de diésel, marcando un antes y un después en las políticas fiscales para combustibles.

Por otro lado, la gasolina Premium continúa sin recibir estímulo fiscal, manteniendo su estatus desde octubre del año pasado, según informó la SHCP. Esta decisión destaca la estrategia diferenciada de la secretaría en cuanto al apoyo fiscal asignado a los distintos tipos de combustibles.

Estos nuevos estímulos fiscales para la gasolina Magna y el diésel serán efectivos desde el sábado 17 de febrero hasta el viernes 23 del mismo mes, reflejando el compromiso del gobierno en ajustar estas medidas de apoyo en función de variables económicas como el tipo de cambio del peso mexicano, los precios internacionales y los costos logísticos asociados.

El IEPS, explicado por el gobierno, es un impuesto aplicado a la enajenación e importación de diversos productos, entre ellos gasolinas, diésel, bebidas alcohólicas, cerveza, tabaco, refrescos y comida chatarra. Se caracteriza por ser un impuesto indirecto, lo que significa que no es pagado directamente por los contribuyentes, sino trasladado a los clientes finales. La actualización semanal del estímulo fiscal para combustibles es una muestra de cómo se ajustan estas contribuciones en respuesta a la dinámica económica y de mercado.

De: El Financiero

También te puede interesar leer:
Especialistas advierten: Pemex, un lastre económico y ambiental para México
Zama en la encrucijada: Reducción del 94% en el presupuesto amenaza avances del mega yacimiento
Mercado petrolero: Economía inestable de China y acumulación de inventarios en EE.UU. impactan el mercado