• mié. Feb 28th, 2024

Zama en la encrucijada: Reducción del 94% en el presupuesto amenaza avances del mega yacimiento

Un giro inesperado ha sacudido las proyecciones de la industria petrolera mexicana, el presupuesto destinado para el desarrollo del mega yacimiento Zama durante el año 2024 ha sufrido un drástico recorte del 94%, disminuyendo de 1,243 millones de dólares a tan solo 69.8 millones. Este ajuste presupuestario se debe a la necesidad de los operadores, Petróleos Mexicanos (Pemex) y Talos Energy, de replantear la planeación del ambicioso proyecto.  

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), durante su tercera sesión extraordinaria, ha aprobado esta significativa modificación presupuestaria. Sin embargo, ha emitido una recomendación para mantener un seguimiento cercano del proyecto, ante el riesgo de posibles retrasos en el desarrollo de lo que se considera la ‘joya de la corona’ petrolera del país.  

El comisionado Héctor Moreira, al referirse a la modificación del acuerdo, expresó su preocupación por las posibles consecuencias de este replanteamiento: 

Todo se está moviendo hacia adelante, eso tiene implicaciones enormes, sobre todo en términos de producción, ¿qué va a pasar en 2025-2026? Se van a producir 185 millones de barriles menos. Y eso quiere decir un impacto a la hacienda del Estado mexicano de 30 mil millones de pesos

A pesar de estos ajustes, Francisco Castellanos Páez, funcionario de la unidad técnica de extracción y supervisión de CNH, aseguró que el plan de desarrollo autorizado por la CNH el 1 de junio de 2023 para el periodo 2023-2045, mantiene una inversión total de 9,085 millones de dólares. Según Castellanos Páez, no se considera necesario ajustar las proyecciones de producción a este punto:  

La producción no se va a obtener el inicio en el año que se tenía estimado, pero la recuperación de los hidrocarburos se mantiene, el volumen que se tiene estimado recuperar no ha cambiado, no hay detrimento en ese sentido, solo en el inicio de la producción, porque el volumen se mantiene

Los operadores del proyecto han realizado ajustes en su cronograma de trabajo, enfocándose en la modificación de la ingeniería FEED, fundamental para el diseño general del proyecto. Esto incluye las bases técnicas necesarias para realizar las ingenierías básicas, tales como la instalación de cable eléctrico, bombeo electro centrífugo, plataformas, batería de separación y ductos.  

El campo Zama, ubicado en aguas someras de la provincia petrolera de las cuencas del sureste del Golfo de México, representa una pieza clave en la estrategia energética del país. Según estimaciones del Fondo Mexicano del Petróleo (FMP), el Estado mexicano podría recibir más de 30 mil millones de dólares a lo largo de la vida del proyecto, cuya producción comercial regular está prevista para comenzar en 2026.  

Este desarrollo se perfila como una ‘mina de oro’ para México, no solo por su potencial económico, sino también por su capacidad para fortalecer la soberanía energética del país. Sin embargo, los recientes ajustes presupuestarios y los desafíos en la planificación subrayan la importancia de una gestión cuidadosa y una supervisión constante para asegurar que el proyecto alcance su pleno potencial.

De: El Financiero

También te puede interesar:
San Luis Potosí: El motor emergente del desarrollo económico mexicano
Mercado petrolero: Economía inestable de China y acumulación de inventarios en EE.UU. impactan el mercado
El FMI revela pronósticos de inflación y comercio mundial en un contexto de creciente tensión geopolítica