• jue. Jul 18th, 2024

Gobierno y azucareros unen fuerzas para desarrollar combustibles sostenibles para la aviación

En un esfuerzo concertado por alcanzar los objetivos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) sobre cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para el año 2050, organizaciones azucareras mexicanas y autoridades del gobierno federal están dando pasos firmes hacia el desarrollo de una nueva agroindustria nacional de combustibles sostenibles de aviación.

Este ambicioso proyecto busca capitalizar los excedentes actuales y futuros de la industria azucarera en México, transformándolos en una fuente viable de bioetanol para la producción de combustibles sostenibles de aviación.  

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) dio a conocer la reciente reunión entre Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y el Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (Conadesuca), como parte de las iniciativas para avanzar en la creación de una industria de bioturbosina, derivada de esta planta.

La bioturbosina presenta las mismas características de la turbosina de origen fósil, pero producida a partir de biomasa vegetal o animal, con un ciclo de vida con bajas emisiones de gases de efecto invernadero

En 2016, México se unió a la iniciativa global adoptando el Esquema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Civil Internacional (CORSIA por sus siglas en inglés) de la OACI, con la meta de estabilizar las emisiones netas de gases de efecto invernadero de la aviación civil internacional en los niveles de 2020 y reducir a la mitad las emisiones netas respecto a las de 2005 para el año 2050.

Con el Programa Nacional de la Agroindustria de la Caña de Azúcar 2021-2024 (PRONAC) en marcha, se reconoce que el sector de la agroindustria de la caña de azúcar posee un “amplio potencial productivo para seguir garantizando la autosuficiencia alimentaria en azúcar de caña y, proveer la materia prima para biocombustibles”. 

Este programa subraya la oportunidad que representa la diversificación del sector agroindustrial de la caña de azúcar, especialmente en el ámbito de los biocombustibles sostenibles de aviación.  

“El uso del bioetanol como materia prima para la elaboración de combustibles sostenibles de aviación bajo los criterios de sustentabilidad de la OACI, este proyecto representa una gran oportunidad para la diversificación del sector de la agroindustria de la caña de azúcar”, aseguró la SICT, dejando en claro la relevancia y el potencial de esta nueva vía de colaboración entre el sector azucarero y las autoridades gubernamentales.

De La Jornada

Te puede interesar:
Raizen y Wartsila liderarán investigación sobre la viabilidad del etanol en el transporte marítimo
China y Estados Unidos dominan la escena global en producción y consumo de hidrógeno
Inauguran en México la primera parcela agrovoltaica