• sáb. Ene 28th, 2023

Repunta la inflación y rompe racha de 6 quincenas a la baja

Tras seis quincenas de aminorar su paso, la inflación general anual de México volvió a repuntar en la primera mitad de diciembre, a 7.77 por ciento, debido al persistente aumento de los precios de las mercancías alimenticias. Con este incremento, analistas económicos prevén que los precios al consumidor se ubique ligeramente por debajo de 8 por ciento al cierre de 2022.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó ayer que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de la primera quincena de diciembre reportó un aumento de 0.39 por ciento respecto a la quincena anterior. Con este resultado, la inflación general anual llegó a 7.77 por ciento desde 7.46, en parte también por una baja base de comparación.

El aumento en los precios de las mercancías alimenticias mantiene la presión sobre la inflación, ya que repuntó a 14.13 por ciento anual, la mayor alza desde la segunda quincena de noviembre de 1999, luego de ubicarse en 14.08 por ciento anual en la segunda quincena de noviembre.

El azúcar tuvo un alza de 13.21 por ciento anual; el té, 7.31; refrescos envasados, 10.6, y el agua embotellada, 10.06 por ciento, en la primera quincena de diciembre.

De acuerdo con el Inegi, los productos con mayor incidencia en el repunte de la inflación en el periodo de referencia fueron el transporte aéreo (19.61 por ciento, variación quincenal), servicios turísticos en paquete (12.71), chile serrano (18.41), loncherías, fondas, torterías, taquerías (0.44); refrescos envasados (0.82), jitomate, autobús foráneo, vivienda propia, restaurantes y similares y otros chiles frescos, son otros productos al alza.

Del otro lado de la moneda, los productos con precios a la baja de mayor incidencia en la inflación en la primera mitad de diciembre fueron el gas doméstico LP (un descenso de 3.08 por ciento), cebolla (caída de 9.79), gasolina de bajo octanaje (-0.44), así como tomate verde, papa, pollo, papaya, piña y alimentos para mascotas, principalmente.

Cierre de 2022

La inflación subyacente, que excluye de su medición los productos de alta volatilidad de precios como son los energéticos y los agropecuarios, se desaceleró por segunda quincena consecutiva, al ubicarse en 8.35 por ciento anual en la primera mitad de diciembre respecto al mismo periodo de 2021 y sumó 43 quincenas por arriba del límite superior objetivo, aunque la moderación no fue general.

La inflación subyacente, que determina la trayectoria de la inflación a mediano y largo plazos, registró una variación de 0.57 por ciento comparada con la quincena anterior, superando las expectativas del mercado, que eran de 0.54 por ciento, y fue 1.5 veces el promedio de los últimos 15 años de 0.37 por ciento.

Por su parte, la inflación quincenal no subyacente, aquella que sí incluye productos de alta volatilidad como los precios agropecuarios y energéticos, registró una disminución de 0.14 por ciento, con lo que la anual aumentó de 4.86 a 6.08 por ciento de la segunda quincena de noviembre a la primera de diciembre. El incremento de la inflación anual de los rubros de agropecuarios y energía explican el repunte.

De La Jornada. Lunes 26 de diciembre de 2022.