• sáb. May 25th, 2024

Al borde del abismo económico: Argentina enfrenta una inminente crisis de devaluación

En Argentina, la economía muestra signos preocupantes, con una inflación alarmante que alcanza el 211% y una creciente discrepancia entre los tipos de cambio oficiales y paralelos. Este contexto alimenta las expectativas de una próxima devaluación del peso argentino, tan solo un mes después de haber sufrido una significativa reducción a la mitad de su valor en dólares.  

El peso, en el país sudamericano, ha experimentado una caída constante desde principios de año, particularmente en el popular mercado negro y otros mercados paralelos. Estos han mostrado durante años una marcada divergencia del tipo de cambio oficial, el cual se mantiene artificialmente gracias a estrictos controles de capital. 

Actualmente, la diferencia entre los mercados es notable: mientras que en los mercados paralelos un dólar cuesta más de 1.200 pesos, el cambio oficial se sitúa alrededor de los 820 pesos, evidenciando una brecha cercana al 50%. Este desfase se ha duplicado en las últimas semanas, a pesar de haberse reducido significativamente en diciembre, cuando el gobierno implementó una devaluación superior al 50%.  

La preocupación aumenta ante la posibilidad de una nueva devaluación, especialmente considerando la inflación mensual, que superó el 25% en diciembre. Este índice es considerablemente más alto que el 2% mensual de la “paridad móvil”, contribuyendo a una depreciación continua del peso. 

Pablo Besmedrisnik, director de la consultora Invenómica, expresó: “Si este ritmo de depreciación del peso se mantiene y no hay noticias positivas sobre los precios, las expectativas sobre una devaluación aumentarán”. Agregó también la importancia de considerar una devaluación antes del período clave de cosecha en marzo-abril, para no incentivar a los productores a posponer las exportaciones, lo cual perjudicaría las finanzas del estado.  

La situación se complica con la inflación en su nivel más alto en tres décadas, la creciente demanda de dólares por parte de los importadores y las incertidumbres políticas. Un veterano operador de divisas, quien prefirió mantener su anonimato, señaló: “No me sorprendería que uno de estos días nos despertáramos con otra devaluación significativa por parte del banco central”. Argumentó que una devaluación podría fomentar las exportaciones y ayudar a reducir el déficit fiscal. Por su parte, un portavoz del banco central declinó hacer comentarios.  

El panorama se dificulta aún más al considerar que Argentina tiene múltiples tipos de cambio paralelos. La tasa “CCL” se ha debilitado un 20% este año, el mercado negro “azul” ha perdido un 17%, en contraste con una disminución de solo el 1,3% en el tipo oficial. Esto ocurre en un contexto donde Argentina, con un programa de 44.000 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ha logrado acumular unos 5.000 millones de dólares en reservas de moneda extranjera este año, en parte gracias al peso oficial más débil.  

Agustín Etchebarne, director de la Fundación Libertad y Progreso, anticipa que el gobierno probablemente procederá a una devaluación antes de la temporada de cosecha de febrero-marzo. Argentina, siendo el tercer exportador de maíz y uno de los principales proveedores de soja procesada, enfrenta un momento crítico. Etchebarne declaró: “En mi opinión, tienen que salir lo antes posible de la trampa cambiaria y tener un verdadero mercado cambiario único y libre, o bueno, dolarizarse”. Añadió, refiriéndose a una propuesta a largo plazo del gobierno de Javier Milei: “Está claro que una devaluación mensual del 2% con una inflación mucho mayor no es sostenible”.  

Las decisiones del gobierno en las próximas semanas serán cruciales para determinar el rumbo de la economía del país.

De: Agencia de Noticias Reuters

También te puede interesar:
Exportaciones ucranianas de cereales caen 20% por crisis en el Mar Rojo
Tensión en el Mar Rojo: Impacto en el comercio y la economía global
Las energías renovables se posicionarán como la fuente principal de electricidad en 2025