• mié. Feb 28th, 2024

Las energías renovables se posicionarán como la fuente principal de electricidad en 2025

El reciente informe ‘Renovables 2023’ de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) arroja luz sobre un crecimiento sin precedentes en el sector de las energías renovables. Este análisis exhaustivo no solo destaca los logros históricos del año 2023, sino que también proyecta una visión esperanzadora para los años venideros.  

El año 2023 se ha inscrito en la historia como un punto de inflexión en la adopción de energías renovables, con un total de 507 gigavatios (GW) de nueva capacidad instalada a nivel mundial. Esta cifra no solo representa la tasa de crecimiento más rápida de las últimas dos décadas, sino que también marca el vigésimo segundo año consecutivo de récords en la adición de capacidad renovable.  

China ha emergido como el protagonista indiscutible en el ámbito de la energía solar fotovoltaica, instalando en 2023 tanta capacidad como todo el mundo en 2022. Este logro, unido a un aumento del 66% en la incorporación de energía eólica, evidencia el compromiso del gigante asiático con la transición energética.  

Según la AIE, el crecimiento en la capacidad de energía renovable seguirá en ascenso durante los próximos cinco años. Se espera que la energía solar fotovoltaica y eólica dupliquen su capacidad para 2028, representando un histórico 96% de las adiciones. Esto se debe a que los costos de generación de estas fuentes son inferiores a los de las alternativas fósiles en la mayoría de los países.  

Para 2028, se anticipa que casi 3.700 GW de nueva capacidad renovable entrarán en operación. En este contexto, China jugará un papel crucial, desplegando casi cuatro veces más capacidad que la Unión Europea y cinco veces más que Estados Unidos.  

A pesar del auge de la energía eólica, especialmente en Europa y América del Norte, esta industria enfrenta desafíos como interrupciones en la cadena de suministro y costos elevados. Sin embargo, los fabricantes chinos se mantienen estables gracias a una fuerte demanda interna y una integración vertical eficiente.  

Los precios al contado de los módulos solares fotovoltaicos disminuyeron un 50% en 2023, reflejando una expansión significativa en la capacidad de fabricación. Este descenso en los precios, combinado con el apoyo político en varios países, augura un futuro prometedor para la energía solar.  

El informe también aborda el desarrollo del mercado de hidrógeno y biocombustibles. Aunque la capacidad dedicada a la producción de hidrógeno crecerá significativamente, existe una brecha entre los planes y la implementación efectiva. Por otro lado, Brasil lidera la expansión mundial de biocombustibles, esencialmente en el sector del transporte.  

Europa destaca en la producción  de biometano, un componente crucial en el crecimiento del biogás. Con importantes mercados como Alemania liderando el camino, se espera que el biometano, tanto de nuevas plantas como de plantas mejoradas, impulse significativamente el crecimiento en este sector.  

Mirando hacia el futuro, la conferencia sobre cambio climático COP28 en Dubai estableció el ambicioso objetivo de triplicar la capacidad mundial de energía renovable para 2030. Aunque la AIE pronostica que la capacidad mundial podría alcanzar los 7.300 GW para 2028, lo que significaría un aumento de 2.5 veces respecto a los niveles actuales, alcanzar el objetivo de triplicar requiere esfuerzos concertados a nivel global, especialmente en países fuera del G20.  

En este contexto, el informe ‘Renovables 2023’ de la AIE revela un panorama alentador para el futuro de las energías renovables. A pesar de los desafíos existentes, el impulso global hacia una transición energética más sostenible es innegable.

De Energías Renovable

También te puede interesar:
Estados fronterizos: Motor de más del 50% de las exportaciones de México
Inflación alimentaria en México: Los 15 productos con mayor aumento de precios en 2023
Expertos financieros elevan moderadamente la previsión del PIB mexicano para 2024