• lun. Abr 22nd, 2024

Desafíos y progresos en la agricultura mexicana: Fortalecimiento a través de iniciativas gubernamentales y tecnológicas

En los últimos informes agrícolas presentados por diversas fuentes, se revela un panorama complejo pero dinámico en el sector agroindustrial mexicano. En primer lugar, el Ingenio Plan de Ayala (IPA) enfrenta una zafra precaria debido a la sequía, con apenas la mitad de la producción estimada inicialmente. 

Esta situación contrasta con el anuncio de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), que ha incorporado por primera vez a más de 300 mil pequeños y medianos productores de café y caña de azúcar en el programa Fertilizantes para el Bienestar 2024, buscando mejorar la productividad en un contexto de desafíos pandémicos y conflictos bélicos pasados. 

Además, se destaca la relevancia de la tecnología y el conocimiento disponibles en México para hacer frente a las adversidades climáticas y promover una agricultura más eficiente y sustentable, como lo mencionó el titular de la SADER durante la Expo Agro Sinaloa. Estos elementos delinean un escenario en el que, si bien persisten desafíos, también se vislumbran oportunidades para el crecimiento y la resiliencia del sector agrícola en el país.

En el Ingenio Plan de Ayala (IPA), ubicado en San Luis Potosí, la zafra de este año enfrenta uno de los desafíos más grandes de su historia reciente, según lo reportado por el diario local “Pulso”. Después de 50 días desde su inicio el pasado 8 de enero, la producción de caña de azúcar ha alcanzado apenas la mitad de la cantidad estimada al inicio de la temporada. La situación se ha visto gravemente afectada por una sequía que diezmó casi la mitad de los cultivos en la zona de influencia de la factoría. 

Los datos oficiales del IPA señalan que hasta el momento se han procesado poco menos de 300 mil toneladas de caña, lo que representa una cifra significativamente inferior a las proyecciones iniciales de producción. 

Además, se informa que el indicador de Kilogramos de Azúcar Recuperables Base Estándar (KARBE) ha experimentado una ligera mejoría, pasando de 112 a 114 puntos en el último mes y medio, con alzas diarias que han alcanzado los 121 puntos. Aunque estos datos son positivos, la situación sigue siendo preocupante para la industria azucarera en la región, que se ve obligada a enfrentar condiciones adversas que ponen en riesgo tanto la productividad como la rentabilidad de la zafra. 

Por primera vez en la historia, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) ha dado un paso significativo al integrar a más de 300 mil productores de pequeña y mediana escala de café y caña de azúcar en el programa Fertilizantes para el Bienestar 2024. 

Este programa, que ya ha beneficiado a más de 629 mil productores a nivel nacional, distribuyendo un total de 278,399 toneladas de fertilizantes de manera gratuita y directa, ha sido clave para impulsar la productividad de cultivos básicos en medio de desafíos como la pandemia y conflictos bélicos entre 2020 y 2022.

En particular, estados como Guerrero, Morelos, Chiapas y Oaxaca han experimentado un aumento significativo en la producción de maíz durante 2022, con incrementos que van desde las 12,132 hasta las 90,600 toneladas.

El despliegue del programa ha sido progresivo. Comenzando en 28 estados desde el 15 de enero de 2024, ahora se está ampliando a otros como Baja California, Baja California Sur y Michoacán, garantizando que los insumos lleguen a los productores de manera eficiente.

Con un presupuesto de 17,489.24 millones de pesos para este año, se espera impactar a dos millones de productores y tres millones de hectáreas, lo que representa un esfuerzo sin precedentes para avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria.

Además, se está integrando a productores de café y caña de azúcar en la estrategia, con un apoyo proyectado de aproximadamente 130 mil toneladas de fertilizantes para alrededor de 434 mil hectáreas en en los estados de Chiapas, Guerrero, Campeche, Nayarit, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz.

La entrega directa de insumos ha dado resultados tangibles, evitando la disminución de la producción de granos básicos y reduciendo las importaciones. Esto ha asegurado una mayor estabilidad y seguridad alimentaria para los productores y sus comunidades.

Para garantizar la eficiencia en el uso de los fertilizantes, se están llevando a cabo capacitaciones presenciales y virtuales, respaldadas por especialistas y estudios de suelo, promoviendo prácticas responsables que beneficien tanto a las generaciones actuales como futuras.

Por otra parte, el Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) de México, Víctor Villalobos, en entrevista para el Diario Cambio 22, destacó el potencial del país para enfrentar desafíos climáticos y aumentar la producción de alimentos mediante el uso eficiente del agua y la tecnología disponible. Subrayó que México cuenta con 77,417 hectáreas de agricultura bajo techo, una opción sustentable que permite dosificar agua y fertilizantes con sistemas de riego por goteo.

Durante la Expo Agro Sinaloa, Villalobos resaltó la importancia de estas medidas ante la futura escasez de agua, atribuida al crecimiento demográfico y factores ambientales adversos. Enfatizó el respaldo técnico brindado por la Sader, el Inifap, la Universidad Autónoma de Sinaloa y otras instituciones para promover prácticas agrícolas sostenibles en la región.

En cuanto a la producción, Villalobos señaló que Sinaloa aportó el 4.1% de la producción agroalimentaria total de México en 2023, destacando su liderazgo en hortalizas, especialmente en la producción de tomate, según el INEGI.

El Gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, resaltó el potencial diversificador de la economía regional, siendo el principal productor de maíz y hortalizas, además de contar con 800,000 hectáreas de riego, ampliadas recientemente con las nuevas presas Picacho y Santa María, impulsando la producción de mango para mercados internacionales.

El Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, reconoció los desafíos climáticos que enfrenta la región, pero elogió la contribución de Sinaloa, que provee el 30% de los alimentos de México. Destacó la importancia de la relación comercial entre ambos países, subrayando el interés del presidente Joe Biden en mantenerla sólida.

También te puede interesar leer:
Perú impulsa innovación agrícola con importación de avanzadas semillas de caña de azúcar mexicana
Impacto de la sequía en la producción agroalimentaria de México: Perspectivas 2024
Villalobos lidera misión comercial de México en la Expo de Horticultura de Doha, Qatar