• sáb. Ene 28th, 2023

Estancado sector azucarero nacional; fructosa, principal enemigo: Enríquez Poy

Al precisar que la industria azucarera mexicana vive un estancamiento por el desplome en la producción anual, el director de la Asociación de Técnicos Azucareros de México, Manuel Enríquez Poy externó que el principal enemigo del sector es el ingreso ilegal de la fructosa de maíz que además desplomó el consumo per cápita de azúcar.

Entrevistado durante la Mesa Regional de Sanidad Vegetal para la Diversificación convocada por el Colegio de Postgraduados y la ATAM en la cual participó con la conferencia ¿Existen condiciones para la diversificación del uso de la caña de azúcar? externó que es falso que en los últimos años se hallan tenido zafras récord.

“Estamos produciendo entre 5.2 millones hace tres zafras y 6.2 millones que se obtuvieron en la última”.

“En la zafra 2012-2013 se produjeron 7 millones de toneladas de azúcar”.

Recalca: “Nuestro gran problema histórico se llama fructosa de maíz. A raíz del Tratado de Libre Comercio se incorpora un producto que no se negoció. Todos sabemos que la fructosa ingresa al país totalmente al margen de la negociación que hicieron los gobiernos de EU y México”.

“A raíz de la aparición de la fructosa de maíz en México es donde empieza un desbalance total. El principal es que el consumo de azúcar per cápita que existía antes del ingreso de la fructosa al país era de aproximadamente 50 kilos por año”.

“Con la fructosa en México estamos hablando de 34 a 35 kilos per cápita”.

Advierte también que al sector azucarero mexicano se le culpa de la problemática de salud y se concluye que la ingesta de azúcar es mala para la salud.

Cuestiona: ¿Porqué cuando cada mexicano consumía 50 kilos de azúcar por año no tenía tantos problemas de salud o no se reflejaban de gran magnitud?

“Habría que estudiar esto desde el punto de vista científico, del punto de vista de nutrición y salud”.

En otro orden de ideas Enríquez Poy precisó que los precios del azúcar son otro problema aquí y en cualquier parte del mundo.

“Es un commodity, un producto extraordinariamente barato. Hay varios mercados: el doméstico que es la fortaleza que le da los recursos al campo y los excedentes son los que se deben exportar”.

“Con la suscripción del Tratado de Libre Comercio se nos vendió la idea de que se exportaba la totalidad de los excedentes, hecho que no ocurría más allá de la relación producción-consumo”.

“Nos permitía colocar parte del excedente en los Estados Unidos de América, con un precio no tan bueno como el doméstico, pero al fin y al cabo un precio muy bueno”.

“En el año 2014, una demanda antidumping promovida por los azucareros norteamericanos en contra de nuestro país argumentó que en México se subsidiaba la caña y que con ello se estaba violando el acuerdo de libre comercio”.

Externó en forma irónica: “Los reyes de los subsidios son los propios norteamericanos, principalmente en agricultura, entre ellos el maíz y maíz amarillo”.

“Al importar jarabe de fructosa estamos adquiriendo un producto subsidiado. Aquí cabe el dicho que el burro hablando de orejas”.

“Al haber un desplazamiento de la demanda de azúcar que se sustituye por fructosa, estamos generando excedentes que necesariamente tienen que sacarse del mercado porque sino se deprime el precio y no alcanzaría a redituar el costo agrícola y el costo de transformación industrial”.

Consideró inequitativas las condiciones que EU impone a México en cuanto a exportación de azúcar.

“Ellos nos fijaban una cuota. Ahora dijeron vas a exportar lo que yo necesite. Puede ser mucho o puede ser poco y eso nos provoca una gran incertidumbre”.

“Para que no se inunde el mercado nacional de azúcar y tengamos un precio razonable que le da recursos a la fábrica y al campo se necesita exportar el excedente y entonces tenemos que exportar a un mercado que es el mundial”.

“El mercado mundial es un mercado de precios bajos. En estos días la libra debe estar fluctuando en los 18.5 centavos de dólar mientras que en el mercado norteamericano la libra se encuentra en 30 centavos”.

Precisa que la exportación de azúcar a Estados Unidos y sus precios tiene relación directa con el precio del petróleo crudo en ese país.

“En primer lugar países productores de azúcar como Brasil e India disminuyeron su producción debido a intensa sequía”

“En EU tienen la dualidad de producir azúcar o etanol para oxigenar las gasolinas y para consumir como combustible directo en motores”.

“Es lo que muchas veces no se entiende. El azúcar de México no es un insumo separado flotando en el mar. Nosotros jugamos en el mismo terreno comercial que todo el mundo”.

“Si yo tengo que exportar un promedio de 1 millón o 1 millón doscientas mil toneladas o más al mercado mundial eso va en deterioro del precio de la caña, del ingreso y del ingreso industrial”.

“Entonces el precio del mercado interno tiene que ser razonable, tampoco un precio que vaya hacia arriba porque se genera inflación”, concluye.

De Sucesos de Veracruz. Lunes 31 de octubre de 2022.