• mar. Oct 4th, 2022

Esperan cañeros de Quintana Roo una “dulce liquidación”.

Será a finales de agosto cuando el ingenio San Rafael de Pucté tenga que erogar más de 300 millones de pesos para el pago de liquidación final de los productores de caña de la ribera del Río Hondo.

Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación Local de Productores de Caña, informó que el pago se realizará conforme a un calendario, mismo que se va a trabajar en la próxima reunión del Comité de Producción y Calidad Cañera y que se llevará a cabo en los próximos días.

“Productores de caña abastecedores del ingenio San Rafael de Pucté, recibirán el pago de la liquidación de la zafra 2021-2022, por la venta de un millón 774 mil toneladas de caña”, comentó.

Como el ingenio ya realizó el pago del 80% de la producción mediante las preliquidaciones realizadas mensualmente durante la zafra, ahora liquidará el 20% restante.

En la preliquidación se pagó el 80% de la cosecha en 777 pesos la tonelada de caña, ahora se liquidará el 20 por ciento restante en 897 pesos más el ajuste.

“Se están haciendo los ajustes y los cierres porque hay frentes de cosecha de los ejidos que terminaron primero, quienes ayudaron a los que iban atrasados, por lo que tienen que cubrirse y cuadrarse los pagos”, comentó.

Destacó que las fechas exactas en las que le tocará cobrar a cada ejido productor no se darán a conocer públicamente “por seguridad de los campesinos de caña de azúcar”.

Con el pago de la liquidación ahora solo esperan el cierre del ciclo azucarero, que es el excedente y el 30 de septiembre se define cuánto es el total por tonelada de caña y el pago del remanente con el que cerrará este ciclo es cuándo iniciará la zafra 2022-2023.

De manera general, el representante recordó que la zafra es diferente cada año, pero que ésta fue difícil, “muy cara en costos de cosecha” porque tuvieron que traer personas de fuera en apoyo a las organizaciones, además de que los “golpeó” el clima lluvioso.

Señaló que esta derrama económica es importante no solo para la Ribera del Río Hondo, sino para toda la zona sur de Quintana Roo, ya que el productor de caña, además de utilizar el recurso para invertir en las parcelas de caña, lo gasta en la capital del estado y zonas aledañas.

Si al cañero le va bien, a las tiendas en Chetumal y la zona turística de Bacalar les va bien, inclusive muchos viajan hasta las playas de la zona norte a vacacionar”, finalizó.