• lun. Ago 15th, 2022

Ven que agave confronta al cultivo de la caña de azúcar.

Debido a que productores de caña prefieren rentar sus tierras para la siembra de agave, vaticinan que dentro de poco tiempo la siembra del agave acabará con la producción de caña en el estado de Jalisco.

A decir de representantes campesinos, en estos momentos los dueños de tierras las están rentando entre 12 y 15 mil pesos por año: “pero una vez que termine la cosecha del agave, las tierras rentadas ya no servirán para sembrar la caña de azúcar porque quedarán erosionadas” señalaron.

Según se sabe, grandes empresas tequileras del estado de Jalisco han emigrado a Nayarit porque los empresarios tequileros consiguen muy barato la renta de tierras: “en el estado de Jalisco rentar tierras es muy caro porque los dueños de la tierra saben que, luego de la cosecha del agave, después de cuatro o cinco años las tierras rentadas quedan dañadas”.

En perjuicio de los dueños de las parcelas, una vez que se cosecha el agave, las tierras rentadas quedarán erosionadas y los productores de cañas, que ahora tienen ganancias, mañana verán grandes pérdidas, porque ya no podrán sembrar ningún tipo de producto, o tendrán que invertir miles de pesos en las tierras dañadas”.

Viendo la realidad del campo en Jalisco, la mayoría de los campesinos rentan su tierra porque ya son personas mayores de edad y no pueden trabajarla ellos. En la actualidad se observa que los campesinos prefieren rentar sus tierras, pero además muchos de estos campesinos ya viven solos porque sus hijos prefirieron emigrar a los Estados Unidos y abandonaron sus pueblos.

Finalmente, la mayoría de quienes rentan sus tierras están a punto de jubilarse por parte del Seguro Social, pero al dejar de producir la caña de azúcar existe el riesgo de su jubilación quede trunca.

De Meridiano. Miércoles 11 de mayo de 2022.